22/02/2024

Nelson Rafael Bustamante Abidar | Arquitectura sostenible y sus 5 principales materiales de construcción

0
Nelson Rafael Bustamante Abidar - Arquitectura sostenible y sus 5 principales materiales de construcción - FOTO

La conmemoración este 28 de enero del Día Mundial de la Reducción de las Emisiones de CO² deja en evidencia una vez más de la importancia de la arquitectura sostenible

 

LLD.- La arquitectura sostenible es una tendencia del mundo de la construcción que es más respetuosa con el medio ambiente al ayudar, entre otras cosas, a disminuir la enorme emisión de carbono que produce este sector en particular, haciéndolo a través del levantamiento de viviendas sanas.

Explica Nelson Rafael Bustamante Abidar que cada 28 de enero se celebra el Día Mundial de la Reducción de las Emisiones de CO², una fecha ideal para recordar la necesidad crear estrategias para el desarrollo de una arquitectura sostenible basada en cuatro principios: orientación, energías renovables, aislamiento y espacios abiertos.

Lograr una vivienda sostenible pasa por usar los materiales adecuados, tanto en términos medioambientales, como económicos y sociales, los cuales deben alcanzar un ahorro energético a lo largo de la vida útil del edificio, además de una reducción considerable de la huella de CO² del mismo.

Materiales para una arquitectura sostenible

  • Materiales naturales: Como madera y piedra para pavimentos y revestimientos. Estos materiales son de baja emisión de compuestos orgánicos volátiles. Se debe verificar la ausencia de cualquier contaminante en cada uno de estos elementos, y apostar por aquellos materiales de conciencia ecológica y bajo impacto ambiental.
    La madera, además de ser un elemento tradicional, posee muchas ventajas para la arquitectura sostenible, como servir de aislante para ayudar a mantener la casa fresca en verano y templada en invierno. Además con las fibras de la madera se pueden hacer paneles provenientes de los aserraderos y otras industrias, que son excelentes aislantes totalmente reciclables y compostables.
    También encontramos otro producto derivado de la madera como son los tableros OSB (siglas en inglés) que se traduce ‘Tablero de Virutas Orientadas’, que además de ser un excelente aislante térmico es también un aislante acústico, y se pueden recubrir con una gran variedad de materiales tanto del interior como del exterior.
  • Láminas de plomo, polietileno y el ladrillo cerámico: Funciona como aislante acústico de la vivienda, protegiendo a los habitantes de los ruidos del exterior. Las láminas de plomo como tienen masa y son pesados pueden aislar el ruido aéreo, junto con los ladrillos cerámicos toscos.
    Las láminas de polietileno químicamente reticulado o piezas machihembradas de EEPS son materiales flexibles, que ayudan a aislar las vibraciones del ruido de impacto. Otros materiales como las láminas de fibra de celulosa de papel reciclado, son excelentes aislamientos acústicos, muy por encima de los tradicionales como la fibra de vidrio.
  • Vegetación natural para las cubiertas: Mejora la calidad del aire y reduce los niveles de contaminación, además de proporcionar un ambiente fresco y sombras en verano. Estos espacios capturan gases contaminantes y nocivos, lo que logra estabilizar las condiciones térmicas del edificio. Asimismo, regulan mejor el drenaje y la evacuación de aguas pluviales y rebajan la cantidad de dióxido de carbono emitida a la atmósfera, y compensan la falta de zonas verdes en los núcleos urbanos con el impacto positivo que tienen al mejorar la calidad del aire y una mejora para el edificio en términos de impermeabilización.
  • Porcelanas reciclables: Hablamos de minerales naturales como el feldespasto, el cuarzo y la arcilla que predominan en el diseño de las estancias, como por ejemplo el baño. Con acabados fáciles de limpiar que no requieran de químicos agresivos para el medio ambiente, ideales en la arquitectura sostenible.
  • Barro cocido y mortero de cal: Se trata de barro cocido a temperatura inferior a 950ºC y tratamientos naturales para que conserve las cualidades de la tierra como la higroscopicidad, aislamiento, baja radiactividad y muy buena inercia térmica. Sus usos en la construcción son muy variados: muros y cerramientos de ladrillo, fachadas ventiladas, cerámicas, bóvedas, solados, tejas, celosías, entre otros.
    Los materiales cerámicos son materiales muy inertes y estables por lo que son altamente reciclables, ideales para la arquitectura sostenible. Además, los residuos generados en las diferentes fases de producción del material pueden reincorporarse al circuito de preparación de la materia prima.
    En cuanto a la cal se puede utilizar como aglomerante en los morteros y como acabado de fachadas y revocos. Representa la alternativa sostenible al cemento al necesitar menos energía para su producción. Además, el CO2 producido en su fabricación es absorbido posteriormente durante la carbonatación, compensándose así las emisiones de gases. No precisa aditivos, simplificándose el proceso de fabricación, además de ser más flexibles que el cemento, evitando la aparición de grietas en los revestimientos.

¿Y qué de las instalaciones de una vivienda? Usualmente se utiliza el material de PCV, pero existen alternativas como el polipropileno, polibutileno y polietileno, que son baratos y reciclables, que pueden utilizarse en sistema de calefacción, conductos de agua sanitaria, transporte de aguas residuales y drenajes, impermeabilización de cubiertas, aislante térmico, entre otros.

(Con información de Nelson Rafael Bustamante Abidar)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × uno =