12/07/2024

Tipos de fisioterapia según la lesión

0
fisioterapia

La fisioterapia es una disciplina terapéutica que utiliza técnicas físicas para prevenir, tratar y rehabilitar lesiones o afecciones del sistema musculoesquelético. Esta especialidad se ha convertido en una pieza fundamental en el campo de la salud, ya que su enfoque permite abordar las causas de las dolencias y no sólo los síntomas. Dependiendo del tipo de lesión o problema a tratar, existen diferentes tipos de fisioterapia que se adaptan a las necesidades específicas de cada paciente

En este artículo nos vamos a centrar en algunos de los tipos de tratamiento de fisioterapia y no de rehabilitación, ya que la primera es parte de la segunda. La diferencia entre fisioterapia y rehabilitación reside en que la primera se enfoca específicamente en mejorar la función física del cuerpo, mientras que la rehabilitación es un proceso más completo que busca la recuperación integral de la persona afectada. 

Contenido

Fisioterapia ortopédica

Se centra en tratar lesiones y afecciones musculoesqueléticas. Entre las dolencias que se pueden tratar se encuentran fracturas óseas, esguinces, tendinitis, bursitis, luxaciones articulares y condiciones crónicas como la artritis.

El objetivo principal de la fisioterapia ortopédica es ayudar a los pacientes a recuperar su funcionalidad y aliviar el dolor a través de diferentes técnicas y ejercicios. Una de las más utilizadas es la terapia manual, que incluye manipulaciones y movilizaciones de las articulaciones y tejidos blandos. Se usa para mejorar la movilidad, aliviar el dolor y restaurar la función normal.

Además de la terapia manual, también pueden utilizar otros tipos de fisioterapia ortopédica como la electroterapia, ultrasonido, fisioterapia en el agua y la terapia de calor o frío. Se usan para reducir la inflamación, aliviar el dolor y promover la curación de los tejidos dañados.

Otra parte importante son los ejercicios terapéuticos. Se prescriben de acuerdo con las necesidades específicas de cada paciente y se enfocan en fortalecer los músculos debilitados, mejorar el rango de movimiento y promover una buena alineación postural.

Además del tratamiento de las lesiones y trastornos musculoesqueléticos, la fisioterapia ortopédica también se centra en la prevención de futuras complicaciones. Así, los especialistas enseñan a los pacientes diversas técnicas de cuidado personal como la ergonomía y la correcta técnica de levantamiento de pesos, para evitar lesiones recurrentes.

Fisioterapia deportiva

Este tipo de fisioterapia se especializa en la prevención y tratamiento de lesiones relacionadas con la práctica deportiva. Los fisioterapeutas deportivos trabajan en conjunto con atletas y equipos deportivos para identificar y corregir posibles desequilibrios musculares o debilidades que puedan predisponer a la aparición de lesiones. 

Asimismo, diseñan programas de entrenamiento específicos para cada deportista con la finalidad de mejorar su rendimiento, incluyendo aspectos como la flexibilidad, la fuerza, la resistencia y la coordinación. También trabajan para disminuir el riesgo de lesiones y acelerar su recuperación.

Además de la terapia manual, utilizan: 

  • Ejercicios de acondicionamiento, dentro de los tipos de fisioterapia muscular. 
  • Técnicas de vendaje. 
  • Técnicas de readaptación deportiva.

Este tipo de fisioterapia no solo tiene beneficios para los deportistas profesionales, sino también para todas aquellas personas que realizan actividad física de manera regular. 

Tipos de fisioterapia deportiva

Hay varias técnicas de fisioterapia deportiva que se utilizan según las necesidades y la condición del atleta. Los principales son: 

  • Los masajes terapéuticos y los estiramientos también son técnicas comunes utilizadas en la terapia manual.
  • Los fisioterapeutas utilizan una variedad de ejercicios específicos para ayudar a fortalecer los músculos, mejorar la movilidad y restaurar la función después de una lesión. Estos ejercicios pueden incluir trabajos de resistencia, de estiramiento y de equilibrio y estabilidad.
  • Implica el uso de corrientes eléctricas de baja frecuencia para estimular los músculos y los tejidos. La electroterapia puede ser especialmente útil para lesiones musculares y tendinosas.
  • . Se usan ondas de ultrasonido de alta frecuencia para calentar los tejidos profundos y estimular la circulación sanguínea. El ultrasonido también puede ayudar a reducir la inflamación y mejorar la movilidad.

Fisioterapia neurológica

Dentro de los tipos de terapia física, se enfoca en el en el tratamiento de personas que presentan trastornos neurológicos o lesiones en el sistema nervioso central o periférico. 

A través de técnicas y ejercicios específicos, el especialista busca incrementar la funcionalidad y calidad de vida del paciente, así como su autonomía. Los fisioterapeutas neurológicos utilizan: 

  • Técnicas de reeducación postural. 
  • Ejercicios de coordinación y equilibrio. 
  • Estimulación sensorial. 
  • Técnicas de facilitación neuromuscular propioceptiva (FNP). 

Una de las condiciones más comunes tratadas en fisioterapia neurológica es el accidente cerebrovascular, que puede dejar secuelas como debilidad muscular, problemas de equilibrio y alteración del movimiento. El tratamiento puede incluir ejercicios de fortalecimiento, reeducación de la marcha y trabajo de equilibrio para recuperar la función perdida.

Otra patología común es la esclerosis múltiple, una enfermedad crónica que afecta al sistema nervioso. El fisioterapeuta ayuda a mejorar la movilidad y el control muscular a través de ejercicios específicos y técnicas de facilitación neuromuscular. También se enfoca en prevenir o retrasar la aparición de complicaciones físicas asociadas a esta patología.

También se trata a pacientes con lesiones medulares, parálisis cerebral, enfermedad de Parkinson, entre otras. Cada caso es tratado de forma individualizada, adaptando las técnicas y ejercicios a las necesidades y capacidades del paciente.

El fisioterapeuta neurológico utiliza diferentes técnicas y herramientas en su tratamiento, como terapia manual, electroterapia, ejercicios de rehabilitación, estimulación sensorial y entrenamiento en la función motora. Además, proporciona pautas y consejos para que el paciente y su familia puedan continuar con el tratamiento de forma autónoma en casa.

La fisioterapia neurológica no busca solo mejorar aspectos físicos, sino también promover la independencia, la autonomía y la participación en actividades de la vida diaria. El trabajo del fisioterapeuta neurológico se enfoca en facilitar la recuperación y adaptación del paciente a su entorno, mejorando su calidad de vida y bienestar general.

Fisioterapia respiratoria

Dentro de los tipos de fisioterapia, la respiratoria se centra en el tratamiento de trastornos respiratorios, como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), el asma y la bronquitis crónica. También es efectiva en casos de pacientes que han sido sometidos a cirugía torácica o abdominal, ya que ayuda a prevenir y tratar complicaciones postoperatorias.

Consiste en una serie de técnicas y ejercicios diseñados para mejorar la ventilación pulmonar, eliminar secreciones y mejorar el intercambio de oxígeno en los pulmones. Estos ejercicios pueden incluir la realización de trabajos de respiración profunda, técnicas de expansión torácica, drenaje postural y la utilización de dispositivos de asistencia respiratoria.

El drenaje postural es una de las técnicas más utilizadas en la fisioterapia respiratoria. Consiste en colocar al paciente en diferentes posiciones que facilitan la eliminación de secreciones, como por ejemplo el drenaje gravitacional o la percusión y vibración.

El uso de dispositivos de asistencia respiratoria, como el espirómetro de incentivo o el PEEP (presión positiva al final de la espiración), también es común. Estos dispositivos ayudan a abrir las vías respiratorias, mejorar la capacidad pulmonar y promover una mejor oxigenación.

El objetivo principal de esta fisioterapia es maximizar la función respiratoria y mejorar la calidad de vida de los pacientes. Además, pueden enseñar al paciente técnicas de relajación para controlar la disnea.

Fisioterapia geriátrica

Es una rama especializada de la fisioterapia que se enfoca en el tratamiento y prevención de los problemas musculoesqueléticos y neurológicos que afectan a las personas mayores. Así, se concentra en tratar los problemas de movilidad y funcionalidad que aparecen con el envejecimiento. Este tipo de terapia se enfoca en mejorar la calidad de vida y la funcionalidad de los pacientes de edad avanzada, ayudándoles a mantener la independencia en las actividades diarias.

El fisioterapeuta analiza la marcha, la postura, el tono muscular y la movilidad articular para identificar las áreas problemáticas. A partir de esta evaluación, establece un plan de tratamiento personalizado. Este incluye ejercicios terapéuticos, técnicas manuales y otras intervenciones específicas como entrenamiento de equilibrio para mejorar la calidad de vida de las personas mayores. Además, pueden proporcionar educación en prevención de caídas y consejos sobre adaptación del entorno.

Los objetivos de la fisioterapia geriátrica van más allá de aliviar el dolor y restaurar la movilidad. También se busca mejorar la capacidad funcional de los pacientes, permitiéndoles realizar actividades básicas como caminar, levantarse de una silla o subir escaleras de manera independiente. Además, se trabaja para prevenir caídas y lesiones relacionadas, así como para controlar los síntomas de afecciones crónicas como la artritis o el Parkinson.

Es importante destacar que estos son solo algunos ejemplos de los tipos de fisioterapia que existen. Cada paciente es único y requiere un enfoque personalizado basado en sus necesidades y características individuales. En este sentido, los fisioterapeutas tienen a su disposición una amplia variedad de técnicas que pueden combinar y adaptar para obtener resultados óptimos. Algunas de estas técnicas incluyen el masaje terapéutico, la electroterapia, la crioterapia, la termoterapia, la terapia acuática y la terapia con ultrasonido, entre otras.

En cualquier caso, es fundamental acudir a un profesional capacitado y seguir sus indicaciones para obtener resultados satisfactorios. Si necesitas ir a un fisioterapeuta te recomendamos que lo hagas a través de SaludOnNet. En nuestro portal médico contamos con especialistas dispuestos a ayudarte en lo que necesites, sin esperas y a precios muy asequibles. Ahora puede comprar una sesión de fisioterapia terapéutica desde 25 euros. 

Ver fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete + trece =