21/06/2024

Sebastian Cano Caporales: Pliegues subutaneos, una técnica de medición fiable y simple para valorar la grasa corporal – Corporal Kinesis

0
pliegues - Sebastian Cano Caporales: Pliegues subutaneos, una técnica de medición fiable y simple para valorar la grasa corporal – Corporal Kinesis

La composición corporal es la proporción de masa magra (músculos, huesos y órganos) y masa grasa en el cuerpo humano. Una forma común de medir la composición corporal es mediante el uso de pliegues subcutáneos.

Los pliegues subcutáneos son áreas específicas del cuerpo en las que se mide el grosor de la piel y la grasa subyacente con un calibrador de pliegues cutáneos. Los lugares comunes para medir los pliegues subcutáneos incluyen el tríceps, el subescapular, el supraespinal y el muslo.

Los pliegues subcutáneos son una medida comúnmente utilizada para determinar la grasa corporal en los seres humanos. Esta técnica consiste en medir el grosor de la piel y la grasa subcutánea en diferentes áreas del cuerpo, como el tríceps, el subescapular, el supraespinal y el muslo, utilizando un calibrador de pliegues cutáneos.

La importancia de medir la grasa corporal radica en que un exceso de grasa puede aumentar el riesgo de desarrollar enfermedades crónicas como la diabetes tipo 2, enfermedades cardiovasculares y ciertos tipos de cáncer. Además, la medición de los pliegues subcutáneos puede ser más accesible y económica que otras técnicas de medición de grasa corporal, como la absorciometría de rayos X de doble energía (DEXA) o la tomografía computarizada (TC).

Los pliegues subcutáneos se han utilizado ampliamente en la investigación científica para evaluar la composición corporal de las personas y determinar la asociación entre la grasa corporal y la salud. En un estudio publicado en la revista Journal of Strength and Conditioning Research, los investigadores encontraron que la medición de los pliegues subcutáneos era una herramienta precisa y fiable para estimar la grasa corporal en mujeres adultas.

Además, un estudio publicado en la revista Journal of Sports Medicine and Physical Fitness concluyó que la medición de los pliegues subcutáneos era una técnica útil y precisa para la medición de la grasa corporal en hombres y mujeres de diferentes edades.

Otro estudio realizado en niños y adolescentes encontró que la medición de los pliegues subcutáneos era una forma precisa de medir la grasa corporal en comparación con otras técnicas de medición, como la bioimpedancia eléctrica y la DEXA.

- Sebastian Cano Caporales: Pliegues subutaneos, una técnica de medición fiable y simple para valorar la grasa corporal – Corporal Kinesis

Contenido

Formulas de a la hora de utilizar los pliegues subcutaneos

Existen diferentes fórmulas matemáticas que se pueden utilizar para estimar la grasa corporal a partir de la medición de los pliegues subcutáneos. Estas fórmulas se basan en la idea de que la cantidad de grasa subcutánea en ciertas áreas del cuerpo se correlaciona con la cantidad de grasa total en el cuerpo.

Una fórmula ampliamente utilizada es la ecuación de Durnin y Womersley, que utiliza cuatro sitios de medición de pliegues subcutáneos: el tríceps, el bíceps, el subescapular y el suprailíaco. Esta ecuación ha sido validada en diferentes poblaciones y se ha demostrado que es precisa para estimar la grasa corporal en hombres y mujeres.

La ecuación de Durnin y Womersley es la siguiente:

Grasa corporal (%) = (4.95 / densidad corporal) – 4.50

Donde la densidad corporal se calcula utilizando la suma de los pliegues subcutáneos, que se inserta en la siguiente fórmula:

Densidad corporal = 1.0994921 – (0.0009929 x suma de pliegues subcutáneos) + (0.0000023 x suma de pliegues subcutáneos al cuadrado) – (0.0001392 x edad)

Otra fórmula comúnmente utilizada es la ecuación de Jackson y Pollock, que utiliza siete sitios de medición de pliegues subcutáneos: el pecho, el axilar medio, el tríceps, el subescapular, el supraespinal, el abdomen y el muslo. Esta ecuación también ha sido validada en diferentes poblaciones y se ha demostrado que es precisa para estimar la grasa corporal en hombres y mujeres.

La ecuación de Jackson y Pollock es la siguiente:

Grasa corporal (%) = (495 / densidad corporal) – 450

Donde la densidad corporal se calcula utilizando la suma de los pliegues subcutáneos, que se inserta en la siguiente fórmula:

Densidad corporal = 1.10938 – (0.0008267 x suma de pliegues subcutáneos) + (0.0000016 x suma de pliegues subcutáneos al cuadrado) – (0.0002574 x edad)

Es importante tener en cuenta que estas fórmulas son útiles para estimar la grasa corporal en la población en general, pero pueden no ser precisas en individuos con características físicas únicas. Además, la medición precisa de los pliegues subcutáneos requiere una técnica adecuada y la experiencia del profesional que realiza la medición.

Razones de por que utilizar los pliegues subcutaneos como herramienta de medición

Hay varias razones por las cuales utilizar los pliegues subcutáneos es una opción valiosa a la hora de evaluar la composición corporal.

  1. Precisión: Las mediciones de pliegues subcutáneos se han demostrado ser una herramienta precisa para estimar la grasa corporal. Estas mediciones son un indicador directo de la cantidad de grasa subcutánea, que se ha correlacionado con la cantidad de grasa total en el cuerpo. Además, las fórmulas basadas en pliegues subcutáneos han sido validadas en diferentes poblaciones y se ha demostrado que son precisas para estimar la grasa corporal en hombres y mujeres.
  2. Accesibilidad: Las mediciones de pliegues subcutáneos son relativamente fáciles de realizar y no requieren equipos costosos o instalaciones especializadas. Es posible que se realicen mediciones de pliegues subcutáneos en entornos clínicos o deportivos, o incluso en el hogar con el equipo adecuado.
  3. Información detallada: Las mediciones de pliegues subcutáneos pueden proporcionar información detallada sobre la distribución de la grasa corporal. Las mediciones se realizan en diferentes áreas del cuerpo, lo que permite una evaluación más detallada de la distribución de la grasa corporal. Esto puede ser útil para evaluar el riesgo de enfermedades relacionadas con la obesidad, como la diabetes tipo 2 o enfermedades cardiovasculares.
  4. Monitoreo: Las mediciones de pliegues subcutáneos pueden ser útiles para monitorear los cambios en la composición corporal a lo largo del tiempo. Las mediciones se pueden realizar de manera periódica para evaluar los cambios en la grasa corporal y determinar la efectividad de un plan de entrenamiento o nutrición.

Factores y protocolo de medición utilizando pliegues subcutaneos

Los pliegues subcutáneos son una medida importante de la composición corporal y se utilizan para evaluar la cantidad de grasa corporal en relación con la masa muscular. Para medir los pliegues subcutáneos, se utiliza un calibrador especial llamado plicómetro que se coloca sobre la piel para medir el grosor de la piel y la grasa subcutánea debajo.

Para realizar la medición, se deben seguir ciertos pasos para asegurar la precisión y consistencia de las mediciones. En primer lugar, el sujeto debe estar relajado y en posición erguida con los brazos colgando a los lados. Luego, se deben identificar los sitios de medición de los pliegues subcutáneos, que pueden variar según el protocolo utilizado. Algunos sitios comunes incluyen el tríceps, el subescapular, el supraespinoso, el abdominal y el muslo.

Una vez que se han identificado los sitios de medición, se debe pinzar la piel y la grasa subcutánea con el plicómetro y se deben tomar las mediciones con cuidado para asegurar la consistencia en la ubicación y la presión aplicada. Se recomienda realizar tres mediciones en cada sitio y utilizar el promedio para obtener una medición precisa.

Es importante tener en cuenta que la medición de los pliegues subcutáneos es solo una herramienta en la evaluación de la composición corporal y puede ser utilizada en combinación con otras medidas, como diferentes perimetros corporales, segmentos o diametros oseos y por que no la bioimpedancia, forma de obtener una evaluación más completa. Además, se deben seguir las pautas y protocolos establecidos para garantizar la precisión y la validez de las mediciones.

La medición de los pliegues subcutáneos es una forma común de evaluar la composición corporal. A continuación se describen brevemente los pasos para medir los pliegues en algunos de los sitios de medición comunes:

  • Tríceps: Se mide en la parte posterior del brazo, a mitad de camino entre el hombro y el codo. El pliegue se toma en la línea media del brazo, en posición vertical y con el brazo extendido hacia el lado del cuerpo.
  • Subescapular: Se mide debajo de la escápula, en el ángulo inferior de la escápula. El pliegue se toma en diagonal, desde el borde inferior de la escápula hasta la columna vertebral, con el brazo extendido hacia el lado del cuerpo.
  • Abdominal: Se mide a medio camino entre el ombligo y la parte inferior de la costilla. El pliegue se toma en posición vertical, en la línea media del cuerpo.
  • Suprailíaco: Se mide por encima del hueso de la cadera, en la línea axilar media. El pliegue se toma en posición diagonal, en un ángulo de 45 grados hacia abajo y hacia adentro.
  • Bíceps: Se mide en la parte frontal del brazo, a mitad de camino entre el hombro y el codo. El pliegue se toma en la línea media del brazo, en posición vertical y con el brazo flexionado a 90 grados.
  • Femoral: Se mide en la parte superior del muslo, en la línea media del muslo. El pliegue se toma en posición vertical, con el muslo extendido y el pie apoyado en una silla.
  • Cresta ilíaca: Se mide en la línea axilar media, justo por encima de la cresta ilíaca. El pliegue se toma en posición diagonal, en un ángulo de 45 grados hacia abajo y hacia adentro.
  • Pantorrilla: Se mide en la parte posterior de la pierna, en el punto de mayor circunferencia de la pantorrilla. El pliegue se toma en posición vertical, con el pie apoyado en una silla y la pierna extendida.
pliegues - Sebastian Cano Caporales: Pliegues subutaneos, una técnica de medición fiable y simple para valorar la grasa corporal – Corporal Kinesis
Imagen 2 – Pliegues subcutaneos más utilizados en el campo.

Es importante seguir las pautas y protocolos establecidos para garantizar la precisión y la validez de las mediciones. Además, se deben tomar varias mediciones en cada sitio y utilizar el promedio para obtener una medición precisa de la cantidad de grasa subcutánea en el cuerpo.

EJEMPLO DE VALRACIÓN DE LA GRASA CORPORAL

Supongamos que se han tomado mediciones de pliegues subcutáneos en varios sitios del cuerpo y se desea obtener el porcentaje de grasa corporal utilizando una ecuación validada científicamente.

Por ejemplo, se podría utilizar la ecuación de Durnin y Womersley (1974) para obtener el porcentaje de grasa corporal:

Porcentaje de grasa corporal = (4.95 / densidad corporal) – 4.5

Donde la densidad corporal se calcula a partir de la suma de los pliegues subcutáneos del tríceps, subescapular, abdominal y muslo, utilizando una tabla de referencia que tiene en cuenta la edad y el sexo del individuo.

Supongamos que un hombre de 30 años ha tomado las siguientes mediciones de pliegues subcutáneos (en milímetros):

  • Tríceps: 12
  • Subescapular: 18
  • Abdominal: 20
  • Muslo: 15

Utilizando la tabla de referencia para hombres de 30 años, se encuentra que la densidad corporal es de 1.0638 g/cm³.

Por lo tanto, el porcentaje de grasa corporal se calcularía como:

Porcentaje de grasa corporal = (4.95 / 1.0638) – 4.5 = 19.2%

Este resultado indica que aproximadamente el 19.2% del peso corporal del hombre está compuesto por grasa.

Realizar nuestro curso internacional ISAK sobre análisis de la composición corporal y aprender a medir pliegues subcutáneos puede ser una excelente oportunidad para adquirir habilidades y conocimientos fundamentales en el campo de la evaluación de la composición corporal y la salud.

Conocer la composición corporal es crucial para la prevención y el tratamiento de muchas enfermedades relacionadas con la nutrición, el ejercicio y la salud en general. Además, medir los pliegues subcutáneos puede ser una forma fácil y precisa de evaluar la cantidad de grasa corporal de una persona y realizar un seguimiento de los cambios en la composición corporal a lo largo del tiempo.

En nuestro curso internacional ISAK aprenderas sobre análisis de la composición corporal, sobre los métodos más actuales y precisos de medición de la composición corporal, incluyendo el uso de tecnologías avanzadas y la medición de pliegues subcutáneos.

Además, aprender a medir los pliegues subcutáneos correctamente y aplicar ecuaciones validadas científicamente para obtener resultados precisos puede ser una habilidad valiosa para profesionales de la salud, entrenadores personales, nutricionistas y otros especialistas que trabajan con personas que desean mejorar su composición corporal y su salud.

En resumen, realizar un curso internacional sobre análisis de la composición corporal y aprender a medir pliegues subcutáneos puede ser una inversión valiosa para adquirir habilidades y conocimientos esenciales en el campo de la evaluación de la composición corporal y la salud, lo que puede mejorar la calidad de vida de las personas y prevenir enfermedades relacionadas con la nutrición y el ejercicio.

Conclusiones sobre el uso de los pliegues subcutaneos

Utilizar las mediciones de pliegues subcutáneos para evaluar la composición corporal es una opción precisa, accesible y detallada que proporciona información valiosa sobre la grasa corporal y su distribución en el cuerpo. Esto puede ser útil para evaluar el riesgo de enfermedades relacionadas con la obesidad y monitorear los cambios en la composición corporal a lo largo del tiempo. Por lo tanto, es importante considerar el uso de las mediciones de pliegues subcutáneos en la evaluación de la composición corporal.

En conclusión, la medición de los pliegues subcutáneos es una técnica precisa y fiable para medir la grasa corporal en diferentes grupos de edad y género. Además, es una técnica más accesible y económica que otras técnicas de medición de grasa corporal. La medición de los pliegues subcutáneos puede ayudar a las personas a evaluar su composición corporal y tomar medidas para mejorar su salud y reducir el riesgo de enfermedades crónicas asociadas con el exceso de grasa corporal.

Referencias bibliograficas

  1. hattacharya, A., Deurenberg, P., & Wong, W. W. (2013). Body composition in Asians and Caucasians: comparative analyses and influential factors. In Body composition (pp. 251-266). Springer.
  2. Escobar-Molina, R., & Muros, J. J. (2016). The use of skinfolds as a method for measuring body fat. Nutricion Hospitalaria, 33(3), 614-619.
  3. Gómez-Cabello, A., Pedrero-Chamizo, R., Olivares, P. R., Luzardo-Socorro, R., Juez-Bengoechea, A., Mata, E., … & Villa, G. (2012). Validity of bioelectrical impedance analysis to estimate body composition changes after intervention in overweight and obese adolescents. Nutricion Hospitalaria, 27(5), 1539-1545.
  4. Hume, P., & Marfell-Jones, M. (2013). The importance of accurate site location for skinfold measurement. In Body composition (pp. 103-111). Springer.
  5. Lee, S. Y., Gallagher, D., & Wang, Z. (2018). Metabolically healthy obesity: Definition, prevalence and association with mortality. Obesity Reviews, 19(7), 920-931.
  6. Pietrobelli, A., Malavolti, M., & Battistini, N. C. (2016). Body composition techniques: from the past to the future. In Body composition (pp. 1-14). Springer.
  7. Heyward, V. H., & Stolarczyk, L. M. (1996). Applied body composition assessment. Human Kinetics.
  8. Jackson, A. S., & Pollock, M. L. (1978). Generalized equations for predicting body density of men. British Journal of Nutrition, 40(3), 497-504.
  9. Lohman, T. G. (1992). Advances in body composition assessment. Human Kinetics.
  10. Marfell-Jones, M., Olds, T., Stewart, A., & Carter, L. (2006). International standards for anthropometric assessment. International Society for the Advancement of Kinanthropometry.
  11. Siri, W. E. (1961). Body composition from fluid spaces and density: analysis of methods. In Techniques for measuring body composition (pp. 223-244). National Academy of Sciences-National Research Council.
  12. Thompson, W. R. (Ed.). (1991). Body composition assessment in children and adolescents. Human Kinetics.
  13. Wells, J. C. (2007). Commentary: Ethnic variability in adiposity and cardiovascular risk: challenges for new approaches. International Journal of Epidemiology, 36(6), 1253-1257.

Ver fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diez + dieciocho =