12/07/2024

Qué es la diálisis y cuándo está indicada

0
diálisis

La diálisis es un tratamiento médico para la insuficiencia renal que elimina los productos de desecho del cuerpo desde el torrente sanguíneo. Se utiliza principalmente cuando el riñón ya no es capaz de realizar su función de filtrado adecuadamente en el organismo. El procedimiento se lleva a cabo con un equipo de dializador o riñón artificial formado por una máquina y un dispositivo que conecta al paciente con el equipo. 

¿Por qué se hace la diálisis? Con esta técnica se ayuda a los riñones dañados a filtrar la sangre, eliminando los desechos y el exceso de agua del cuerpo. Así, se purifica la sangre de los desechos tóxicos que no pueden ser eliminados por la orina y se equilibran los niveles de agua y electrolitos en el organismo.

Contenido

Principales indicaciones 

Los nefrólogos son los especialistas que deciden cuando un paciente debe someterse a este tratamiento. Generalmente está indicada en los siguientes casos:

  • Insuficiencia renal crónica avanzada, que se caracteriza por una disminución progresiva en la función de los riñones. 
  • Compromiso cardiovascular agudo y/o crónico, en especial aquellos que presentan desequilibrio hídrico severo. 
  • Enfermedad renal poliquística. Es una patología genética que afecta los riñones y a veces otros órganos. 
  • Insuficiencia renal aguda, que se caracteriza por una disminución en la función renal de corta duración. 
  • Pacientes con uremia, una condición en la que hay un exceso de desechos en la sangre. 

La diálisis renal también puede ser usada para tratar el exceso de líquidos en el cuerpo. Esto puede ser debido a un trastorno en el metabolismo, como la diabetes o alguna otra enfermedad renal. 

Tipos de diálisis

¿En qué consiste la diálisis? Como hemos dicho, es un procedimiento que se utiliza para extraer toxinas o residuos del cuerpo de una persona cuando los riñones comienzan a fallar. Existen diferentes tipos, que se controlan de manera diferente, pudiendo el médico elegir uno u otro en función del paciente y sus necesidades. Los principales son: 

  • Hemodiálisis, también conocida como diálisis renal. Se lleva a cabo con el fin de sustituir la función del riñón. Se realiza conectando al paciente a un equipo especializado. 
  • Diálisis peritoneal. Utiliza el revestimiento del abdomen llamado peritoneo, como un filtro de intercambio entre la orina y la sangre. Se realiza mediante una solución salina y un medio líquido. Esta solución salina es infundida en el abdomen a través de un catéter, y posteriormente se drena nuevamente del peritoneo, retirando los desechos. Puede llevarse a cabo en el hogar, si bien algunos pacientes la hacen en clínicas. 

Hemodiálisis

La hemodiálisis es el tratamiento más usado para las personas con insuficiencia renal crónica o avanzada, cuando los riñones ya no pueden cumplir sus funciones normales. En estos casos se necesita una máquina para filtrar los contaminantes y líquidos del torrente sanguíneo. Dado que no hay cura para la insuficiencia renal crónica, la hemodiálisis es una herramienta indispensable para mantener la calidad de vida de los pacientes con esta patología. 

Generalmente requiere acudir al hospital o a un centro especializado de salud. Este tratamiento tiene una duración aproximada de cuatro horas y se lleva a cabo tres veces en una semana. En ese tiempo el paciente está conectado a una máquina. Durante el tratamiento se extrae sangre del cuerpo del paciente, se le somete a un proceso de filtración, se limpia el torrente sanguíneo y finalmente se devuelve al organismo del paciente. 

Cuando la patología es temporal, en pacientes con insuficiencia renal leve o aguda, se debe utilizar una vena grande para lograr el flujo de sangre deseado. Las venas elegidas, por lo general, son la yugular y la femoral, en cuello e ingle respectivamente.

Para aquellas personas que requieran este tratamiento de forma continua no es viable pinchar una vena cada vez que el paciente acude a su sesión. En estos casos es necesario realizar una pequeña operación para crear un acceso venoso que facilite un lugar donde pinchar el catéter en cada sesión de diálisis. Esto se logra mediante la creación de una fístula en una extremidad, debajo del húmero o en el área de la clavícula. Así, se permite a la vena expandirse. En algunos casos, se coloca un injerto entre la vena y la arteria para fortalecer la unión. Esto proporciona un punto de acceso estable en el que poder introducir un catéter para realizar los tratamientos.

Antes y después de la sesión el paciente debe tomar líquidos para reponer los que pierde durante la hemodiálisis. 

Diálisis peritoneal

¿Qué es la diálisis peritoneal? Es un tratamiento que se utiliza para ayudar a mantener los niveles de electrolitos y líquidos controlados en el cuerpo de una persona con insuficiencia renal. Esta técnica se lleva a cabo mediante la inserción de una cánula a través de la pared abdominal. Ahí se inyecta una solución salina, donde hace contacto con el peritoneo, que es la membrana que recubre la mayoría de los órganos internos del cuerpo. La solución es empujada a través del peritoneo para ayudar a remover los desechos, los excesos de líquido y los electrolitos que se han acumulado en el cuerpo. Esta técnica también se utiliza para administrar medicamentos. 

Este tratamiento se considera eficaz para personas con insuficiencia renal crónica, enfermedad hepática o insuficiencia cardíaca congestiva. A través de la diálisis peritoneal, los pacientes tienen libertad para realizar labores diarias sin necesidad de visitar centros especializados. Esta técnica proporciona a los pacientes mayor autonomía, lo que puede mejorar significativamente su calidad de vida.

Cómo prepararse para una sesión de diálisis

Las personas que reciben tratamiento de diálisis deben preparase para la sesión. Algunos consejos prácticos para quienes ya conocen qué es la diálisis son: 

Consejos antes de la sesión

  • Consultar con el nefrólogo o enfermera con anticipación para asegurarse de que el tratamiento se llevará a cabo sin problemas.
  • Revisar las recomendaciones del médico en cuanto a los medicamentos que se pueden tomar antes de la sesión. Algunos fármacos, como los anticoagulantes, pueden causar complicaciones si se toman antes de la sesión. 
  • Llevar ropa cómoda. 

Consejos durante la sesión

  • Permanecer sentado durante el tiempo que dure la sesión. 
  • Mantener el área limpia y despejada durante la sesión. 
  • Beber mucha agua para evitar la deshidratación. 
  • Tomar medicamentos sólo bajo la vigilancia del personal médico.
  • Hacer ejercicios de relajación, como respiración profunda, meditación, escuchar música… etc.
  • Hablar con el personal sobre cualquier problema que se experimente. 

Recomendaciones después de la sesión

  • Beber mucha agua para reemplazar los líquidos perdidos durante la sesión.
  • Descansar después de la sesión. 
  • Cuando se experimenta alguna reacción adversa durante la sesión, se debe llamar al médico inmediatamente. 

Cuidados post diálisis

Una vez finalizada la sesión, el paciente debe tener una serie de precauciones durante los días posteriores. Algunas de ellas son: 

  • Es importante tratar cualquier síntoma como dolor de cabeza, náuseas o dolor muscular. 
  • Se recomienda evitar ejercicios excesivos. 
  • No tomar alcohol. 
  • No ingerir alimentos con alto contenido de sal. 

Es importante comprender qué es la diálisis y que su tratamiento solo ofrece un alivio temporal de los síntomas. Por lo tanto, los pacientes con insuficiencia renal crónica pueden conseguir una mejor calidad de vida, pero no una cura definitiva, que se logra con un riñón trasplantado.

La duración del tratamiento por diálisis depende de muchos factores, abarcando desde el estado de salud del paciente hasta el tratamiento farmacológico y las prácticas preventivas adecuadas. Es recomendable que el paciente acompañe el tratamiento con una dieta prescrita por un nutricionista que lo ayude a mantener una buena salud. 

Riesgos de la diálisis

Esta técnica es la única solución para los casos de enfermedad renal, cuando los riñones ya no son capaces de cumplir sus funciones. Sin embargo, la diálisis renal no se encuentra exenta de riesgos o complicaciones, que deben ser evaluadas y discutidas con el médico antes de comenzar el tratamiento. Algunos de los problemas por diálisis pueden ser: 

  • Aumenta el riesgo de infecciones
  • Aparición de dolores de cabeza y calambres
  •  Se pueden producir accidentes por desconexión de la máquina durante la terapia.
  • Reacción alérgica de la piel. La piel se expone a los materiales con los que vienen en contacto los equipos usados en la terapia de diálisis, lo que puede provocar una severa reacción alérgica.
  • Acumulación de líquido en algunas áreas del cuerpo, lo que puede llevar a infecciones graves y complicaciones como consecuencia de la diálisis.  
  • Restricción de necesidades nutricionales y de líquidos.. Los pacientes están sujetos a seguir una dieta estricta y limitar el líquido que consumen durante todo el tratamiento. Además, estas restricciones nutricionales limitan el aporte de minerales y vitaminas necesarios para una buena salud. 

Dieta de pacientes con diálisis

Las personas que están en tratamiento de diálisis necesitan seguir una dieta bien balanceada con un nivel adecuado de energía y proteínas. La dieta debe incluir: 

  • Alimentos bajos en algunos nutrientes (sobre todo potasio, fósforo y sodio), además de preparados nutritivos adecuados para ajustarse a cualquier cambio de los niveles de salud. 
  • Una dieta alta en vitamina D y calcio.Esto se debe a que el tratamiento de diálisis puede afectar los niveles de minerales en el cuerpo, lo que puede provocar problemas de salud a largo plazo. 
  • La dieta debe contener suficientes calorías y ser rica en proteínas.
  • Asegurarse de incluir una buena cantidad de vitaminas y minerales para alcanzar los niveles óptimos. 
  • Controlar los líquidos para prevenir el exceso de peso. 

La diálisis se ha convertido en un procedimiento indispensable para salvar la vida de las personas con problemas de riñón. Pese a las posibles consecuencias de la diálisis, este tratamiento ofrece a los pacientes la oportunidad de una mejor calidad de vida y establece una esperanza para aquellos con enfermedades renales. Si presentas algún problema de riñón te aconsejamos que acudas al médico para que pueda evaluar tu caso. En SaludOnNet trabajamos con nefrólogos que pueden ayudarte. Además, ahora puedes comprar una consulta de nefrología desde 34 euros.


SaludOnNet

SaludOnNet

Este artículo ha sido redactado por el equipo médico de SaludOnNet, que está integrado por especialistas destacados en su área, y colegiados en España.

Ver fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − 11 =