18/05/2024

¿Por qué se pone la garganta roja y duele cuando estamos malos?

0
dolor garganta

Todo el mundo ha experimentado en algún momento de su vida dolor de garganta, así como la incomodidad y dificultad al tragar alimentos o líquidos. Este síntoma es muy común y puede ser ocasionado por diferentes afecciones, desde resfriados y gripes hasta infecciones más serias como la faringitis estreptocócica. Pero ¿por qué se pone la garganta roja y duele cuando estamos malos?

Contenido

¿Qué es la garganta?

La garganta es un componente crucial del sistema respiratorio y digestivo humano. Es la conexión entre la boca y el esófago y está compuesta por varias estructuras, incluyendo la faringe, las amígdalas, la laringe y la epiglotis. Estas zonas son vulnerables a las infecciones y a la inflamación, lo cual provoca la aparición de los síntomas que mencionamos anteriormente.

La faringe es un conducto muscular que conecta la boca y la nariz con el esófago y la laringe. Es fundamental tanto para el proceso de deglución de alimentos y líquidos como para la respiración. Además, desempeña un papel importante en la producción de sonidos durante el habla.

La laringe se encuentra en la parte superior de la tráquea y contiene las cuerdas vocales. Es responsable de regular el flujo de aire hacia y desde los pulmones y también cumple un papel fundamental en la producción de sonidos y la fonación.

Las amígdalas son tejidos linfáticos ubicados a ambos lados de la garganta y tienen la función de proteger el cuerpo de las infecciones, especialmente durante la infancia. Los adenoides son tejidos similares ubicados en la parte posterior de la nariz, detrás de la faringe, y también desempeñan un papel crucial en la defensa del organismo contra infecciones respiratorias.

En conjunto, la garganta tiene un papel esencial en las funciones respiratorias y digestivas del cuerpo humano. Es un órgano altamente vascularizado y está inervado por una amplia red de nervios, lo que la hace susceptible a diversas afecciones, entre ellas, el dolor de garganta.

Causas del dolor de garganta

Una de las causas más comunes de dolor de garganta es la infección viral, que es el resultado de un resfriado común o una gripe. Estas infecciones causan inflamación en la garganta y pueden llegar a afectar las amígdalas, las cuales se vuelven enrojecidas y aumentan de tamaño. Esta inflamación provoca dolor y dificultad al tragar.

Por otro lado, la faringitis estreptocócica es una infección bacteriana que también puede causar dolor de garganta intenso. Está producida por la bacteria Streptococcus pyogenes y se contagia a través del contacto directo con las secreciones nasales o de garganta de una persona infectada. Además del dolor de garganta, la faringitis estreptocócica puede estar acompañada de fiebre, amígdalas inflamadas y la presencia de manchas blancas en la garganta.

La garganta roja también puede ser ocasionada por la inflamación de las amígdalas, conocida como amigdalitis. Las amígdalas son órganos situados a ambos lados de la garganta y tienen un papel importante en la defensa del sistema inmunológico. Cuando estas se inflaman, se vuelven rojas y pueden estar cubiertas de pus, lo cual causa dolor y dificultad al tragar.

Otra posible causa de dolor de garganta es la inflamación de la laringe, conocida como laringitis. Puede ser ocasionada por una infección viral, el uso excesivo de la voz, la exposición al humo o sustancias irritantes, entre otras causas. La laringitis provoca ronquera, afonía y dolor de garganta, ya que la inflamación afecta las cuerdas vocales y la laringe.

Cómo aliviar los síntomas

Cuando aparece la garganta roja y dolorida, es importante saber cómo aliviar estos síntomas. Algunas recomendaciones son:

  • Descansar y beber líquidos. El descanso adecuado y la hidratación son fundamentales para permitir que el cuerpo combata la infección y se recupere más rápido. Hay que asegurarse de beber suficiente agua y consumir líquidos como caldos o infusiones.
  • Gárgaras de agua salada. Hacer gárgaras con agua tibia y sal puede ayudar a reducir la inflamación y aliviar el dolor de garganta. Hay que mezclar media cucharadita de sal en un vaso de agua tibia y realizar las gárgaras varias veces al día.
  • Analgésicos y antiinflamatorios. Si el dolor de garganta es moderado o intenso, puedes recurrir a la toma de analgésicos de venta libre, como el paracetamol o el ibuprofeno, para aliviar el malestar. No hay que automedicarse y siempre se deben seguir las indicaciones del prospecto.
  • Evitar alimentos irritantes. Picantes, cítricos, el café o el alcohol pueden empeorar el dolor de garganta. No se deben consumir hasta que haberse recuperado.
  • Aumentar la humedad. Si el aire del hogar está seco, hay que considerar el uso de un humidificador para aumentar la humedad del ambiente. Esto puede ayudar a aliviar la sequedad y la irritación en la garganta.

Si los síntomas persisten durante más de una semana, se acompañan de fiebre alta o si existe dificultad para respirar, es importante consultar a un médico. Estos síntomas pueden indicar una infección más grave que requiere tratamiento con antibióticos. En SaludOnNet contamos con especialistas que pueden ayudarte en lo que necesites.


SaludOnNet

SaludOnNet

Este artículo ha sido redactado por el equipo médico de SaludOnNet, que está integrado por especialistas destacados en su área, y colegiados en España.

Ver fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres + 17 =