23/05/2024

¿Podrá María Corina Machado llegar hasta el final?

0
¿Podrá María Corina Machado llegar hasta el final?

Para Pedro Benítez, «María Corina Machado ha cambiado el juego. Sorprendiendo a propios y extraños, y para amargura de otros, viene haciendo todo lo contrario de lo se esperaba que hiciera». Sin embargo Cabello insiste: «No hay ninguna posibilidad de que los inhabilitados participen en elecciones. Lo demás es caerse a coba, caerse a mentira, sembrar esperanzas y después la caída será mayor; lo importante es que el objetivo central es montar una estructura para la violencia».

por El Cooperante

Terminó el mes de diciembre y entrados en los primeros días de enero, sigue pendiente la respuesta del Tribunal Supremo de Justicia sobre la inhabilitación de la candidata presidecial de la oposición democrática, María Corina Machado, pero también de Leocenis García, líder de Prociudadanos; y Daniel Ceballos, figura de la Voluntad Popular judicializada y exalcalde de San Cristóbal. Teniendo claro que el tema de la habilitación en el camino a las elecciones presidenciales es un hecho político, solo queda esperar. Entretanto, Machado ha reiterado que llegará hasta el final y que ella será quien se enfrentará y vencerá a Nicolás Maduro en las urnas en 2024.

«El régimen tiene terror de medirse, está buscando excusas, por eso hoy estamos aquí, por esa verdad. No nos van a sacar de la ruta electoral», declaró Machado el 15 de diciembre, tras salir del TSJ. «Los venezolanos deben saber que yo voy a hacer todo lo que tenga que hacer, vamos a llegar hasta el final. La pelota está ahora en la cancha del régimen, ahora les toca cumplir, tengo clarísimo cual es mi mandato y lo vamos a cumplir, pero no hay excusas para que se salgan de la ruta electoral».

Esas fueros sus primeras declaraciones. Las que cambiaron el panorama del juego político, ya que durante los últimos meses insistió en que no había nada que revisarse porque su inhabilitación es inexistente. La desconoce y no la reconoce. Esto no ha cambiado, destacó la opositora, quien explicó que recurrió a una reclamación, «una vía de hecho».

Cinco días después, el 20 de diciembre se conoció que el TSJ acordó notificar a la Contraloría General de la República (CGR) para que en un plazo continuo de tres días consignara información relacionada con la inhabilitación de Machado, y también de García y Ceballos.

“A efectos de emitir un pronunciamiento acerca de la admisibilidad de la demanda y eventualmente acerca de la procedencia de la solicitud del amparo cautelar, resulta necesario solicitarle a la Contraloría General de la República la remisión de los antecedentes administrativos del caso, con especial énfasis en la copia certificada de los actos administrativos mediante el cual le fue impuesta la sanción de inhabilitación política a la ciudadana María Corina Machado”, precisa un oficio de la Sala Política Administrativa del TSJ del 19 de diciembre.

Podría ocurrir o no ocurrir

El director de Acceso a la Justicia, Alí Daniels explicó que tras el vencimiento del plazo de tres días que tenía la Sala Político Administrativa, solo queda esperar que esta empiece a dar despacho a partir del 15 de enero. Pero la respuesta podría o no llegar.

«Eso quedó para enero. El lapso venció, eran tres días y no lo cumplieron. Ahora, hay que esperar a que la Sala empiece a dar despacho y dicte sentencia porque no tiene ninguna excusa. Deberá o no admitir el recurso, en primer lugar; y en segundo lugar, declarar o no con lugar la medida cautelar de suspensión de efecto de la inhabilitación», declaró a El Cooperante vía telefónica.

«La pelota la tiene el TSJ, veremos si eso ocurre o no ocurre cuando haya despacho a partir del 15 de enero; pero sabemos perfectamente que eso podría o no ocurrir».

El miércoles 13 de diciembre, Ceballos se convirtió en el primer político en acudir ante el TSJ para introducir un recurso que permita la revisión de su inhabilitación política, con miras a los comicios de 2024. En aquel entonces, comentó a este portal que la información que manejaba era que el TSJ le daría respuesta el lunes 18 de diciembre. Pero no fue así.

Por su parte, el equipo de Leocenis García también manifestó que no tiene información al respecto. García ha dejado claro a través de un comunicado reciente que «respetará» la decisión de la Sala Político Administrativa.

¿Qué debe responder el TSJ?

En un video colgado en Youtube, Alí Daniels detalló en qué consiste la diligencia que llevó a cabo el equipo de abogados de Machado ante el Tribunal Supremo de Justicia, aquella tarde del 15 de diciembre.

«Se trata de una vía de hecho porque no hubo un acto administrativo en contra de ella. Cuando hay un acto administrativo existe la obligación de que haya un procedimiento previo, de que la persona objeto de la medida haya tenido la oportunidad de defenderse y sobre todo que, le haya sido notificada para que se pueda defender, pero nada de eso ocurrió en el caso de Machado», destacó.

Es el artículo 79 de la Ley Orgánica de Procedimientos Administrativos la que lo establece.

«La ejecución forzosa de los actos adminis trativos será realizada de oficio por la propia administra- ción salvo que por expresa disposición legal deba ser en- comendada a la autoridad judicial».

«Nada de eso ocurrió porque no hubo un procedimiento previo, por eso la señora Machado dice que hay una vía de hecho y pide la nulidad del acto porque nadie le enseñó la notificación. Adicionalmente, Machado pidió de manera cautelar que se le otorgue un amparo mientras se decide el juicio sobre la vía de hecho«, apuntó.

En este punto, Daniels alertó que en el auto enviado por el TSJ a la Contraloría General se incurrió en una irregularidad.

«Es el artículo 65 y siguiente de la Ley Orgánica Contenciosa Administrativa, el que regula cómo debe actuar y funcionar en este caso la Sala Político Administrativa, y establece que tras admitir la demanda, el Tribunal requerirá que el demandado informe sobre la omisión o vías de hecho. Esto es importante porque vemos que el auto es irregular porque dice que pide información a la Contraloría para poder admitir el recurso; cuando la Ley señala que debe ocurrir luego. Esto nos preocupa porque la Sala Político Administrativa podría decir que no puede admitir porque emitió ese auto y hasta que la Contraloría mande la información no se podrá pronunciar».

Un hecho político

Fue el 17 de octubre pasado cuando la Delegación para la Negociación de la Plataforma Unitaria y la Delegación de Nicolás Maduro, encabezada por Jorge Rodríguez firmaron una serie de acuerdos para avanzar en la negociación para levantamiento de sanciones y la habilitación de los candidatos. Los dos platos fuertes de otros bocados.

En los días siguientes, el país vió cómo se dejó correr la Primaria del 22 de octubre, se liberaron algunos presos políticos, y fue canjeado el colombiano presunto testaferro de Nicolás Maduro, Álex Saab.

En medio de todo este escenario, siguen transcurriendo los días, y se espera que se den otras condiciones.

Para el historiador Pedro Benítez, es positivo que Machado haya acudido ante el TSJ, porque esto cambió el panorama político en un abrir y cerrar de ojos.

«María Corina Machado ha cambiado el juego. Sorprendiendo a propios y extraños, y para amargura de otros, viene haciendo todo lo contrario de lo se esperaba que hiciera. Sin abandonar el característico tono retador que tiene al sector más movilizado de la base opositora enganchado con ella, parece decidida a no dar excusa alguna que se use de pretexto para impedirle inscribir su candidatura presidencial. Si tenía que ir al TSJ que ha avalado todos los despropósitos autoritarios del chavismo, pues fue. El tortuoso camino a Miraflores pasa por tragarse todos los sapos y ruedas de molino que sean necesarios», escribió en un artículo de opinión para El Navío publicado el pasado 4 de enero.

Benítez estima que la carta ganadora de Machado es su capacidad para acorralar electoralmente a Maduro. Juega con la necesidad que este tiene, al parecer ineludible, de una elección presidencial que lo legitime ante su propia gente, ante la FANB (pequeño detalle) y ante la comunidad internacional.

Asimismo, afirmó que la candidata opositora ha actuado de forma lógica porque sabe que tiene un «cheque millonario».

María Corina hace lo lógico, sabe que tiene la elección presidencial en el bolsillo. Su situación es como alguien que tenga un cheque de un millón de dólares en su poder buscando cómo cobrarlo. El inconveniente es que en la taquilla del banco se encuentra Maduro.

A su juicio, lo más díficil para Machado es no desdibujarse, como le ha ocurrido a otros líderes opositores:

«Este es un aspecto que otros candidatos presidenciales opositores nunca comprendieron. Creyeron que podían ganarse el favor popular mimetizándose con el chavismo. Siendo una versión light del ex comandante/presidente. Olvidaron que Venezuela es (para bien y para mal) un país Caribe. El militar golpista devenido en aspirante presidencial en 1998 ofreció un cambio radical, pero en paz. Luego de dos décadas de fracasos económicos de la alternancia adeco/copeyana era lógico que los venezolanos de 1998 quisieran un cambio. No una versión gris, descolorida, confusa de lo mismo que rechazaban.

De manera parecida, aunque mucho más dramática (después de todo un cuarto de siglo en manos del chavismo ha resultado catastrófico), es más que comprensible que los venezolanos del 2024 ansíen intensamente un cambio total. Aun en condiciones normales (y las de Venezuela hoy no lo son) sería el clásico cambio de ciclo político. La ley del péndulo».

El no va de Cabello

Para el primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela, Diosdado Cabello, no hay nada que resolver.

Desde hace meses, Cabello patentó la frase «no te vistas que no vas» para referirse a Machado y su inhabilitación política.

«Va a rebotar», dijo Diosdado durante su programa semanal, «Con el mazo dando», el pasado 5 de octubre, en referencia al rechazo que recibirá la inscripción de Machado en el CNE. «No te vistas, que no vas. El que va es Nicolás (Maduro)».

Según Cabello, la oposición no busca el cambio por la vía electoral sino generar violencia como lo hizo en años anteriores con «las guarimbas».

Ese mismo lunes, 8 de enero, Cabello reiteró que no hay ninguna posibilidad de que los inhabilitados participen en elecciones y asomó que el TSJ podría evadir una respuesta sobre los recursos interpuestos ante la Sala Político Administrativa.

«Al día de hoy, hay una serie de inhabilitaciones por razones de carácter ético, moral, por hechos de corrupción. Los acuerdos firmados en Barbados abrieron un mecanismo para que pudieran acudir ante el TSJ y revisar la situación. Bien puede el TSJ decir sí o no; o decir que no tiene nada que ver allí porque es un tema penal. Eso corresponderá al TSJ», exclamó en rueda de prensa del PSUV. «Lo cierto es que a estas alturas, el que está inhabilitado no va. Lo demás es caerse a coba, caerse a mentira, sembrar esperanzas y después la caída será mayor; lo importante es que el objetivo central es montar una estructura para la violencia».

 

Ver fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 − tres =