18/07/2024

Piedras en construcción: ¿Cuántos tipos hay y para qué se utilizan?

0
PILPERCA - Piedras en construcción; Cuántos tipos hay y para qué se utilizan - FOTO

Las piedras son materias primas naturales fundamentales para la creación de estructuras sólidas y visualmente atractivas, y la elección adecuada y la consideración de las necesidades específicas de cada proyecto son esenciales para garantizar que dichos elementos desempeñen su función de manera efectiva

 

DAT.- Cuando de construcción se habla, un elemento muy importante son las rocas, las cuales desempeñan un papel esencial ya que son clave para garantizar la solidez y la estética de las estructuras. Evidentemente tipos de piedras utilizados en la industria hay muchos, y es vital saber para qué fines se ocupan.

Explican desde PILPERCA, empresa presidida por Claudio Antonio Ramírez Soto, que en la construcción el uso de piedras es muy común debido a su resistencia y a las múltiples posibilidades que ofrecen.

Para definir los diversos tipos de piedras, resulta más efectivo agruparlos según su origen. De esta manera, se distinguen tres categorías principales: ígneas, sedimentarias y metamórficas

Contenido

Roca ígnea

También conocida como roca magmática, se forma a partir del enfriamiento y solidificación del magma o lava fundida que emana del interior de la tierra. Esta categoría se subdivide en dos tipos principales: rocas ígneas intrusivas (plutónicas) y rocas ígneas extrusivas (volcánicas), dependiendo de si el proceso de enfriamiento ocurre en el interior o exterior.

Por otra parte, la característica distintiva es su textura, la cual describe el tamaño, la forma de los cristales y el ordenamiento de los mismos, así como la composición mineral y el color. Igualmente, es reconocida por su durabilidad y resistencia a la intemperie, cualidades que la convierten en un material valioso para la construcción.

Ejemplos de roca ígnea intrusiva:

  • Granito: Se caracteriza por tener una textura granular y colores que van desde el blanco hasta el negro. Además, se reconoce por su excepcional durabilidad y resistencia al desgaste, por lo que se utiliza en encimeras, pavimentos y revestimientos.
  • Diorita: Similar al granito en apariencia, es una roca más suave de grano medio a grueso que se usa en la construcción de muros y como agregado debido a su resistencia a la compresión y su apariencia atractiva.

Ejemplos de roca ígnea extrusiva:

  • Basalto: Se trata de una roca de color oscuro y textura fina que se ocupa en la elaboración de cimientos, peldaños (bajo cubierta), adoquines, pavimentos y revestimientos debido a su resistencia y capacidad para soportar cargas pesadas.
  • Pumita: También conocida como piedra pómez, es una roca ligera con una textura porosa. A su vez, se emplea como agregado ligero, en la elaboración de cementos y hormigones ligeros, y también como elemento decorativo ornamental.

 

LEA TAMBIÉN | PILPERCA | ¡Entérate! Cómo reducir la huella de carbono a través de una construcción eco-consciente

 

Rocas sedimentarias

Los tipos de piedras sedimentarias, por su parte, se forman mediante la acumulación y compactación de sedimentos que se depositan en diversos ambientes a lo largo del tiempo. Estos materiales, ya sean fragmentos de rocas, minerales o restos, son los componentes clave en su formación. Uno de los rasgos distintivos es su estratificación, la cual se manifiesta en capas horizontales debido a la acumulación gradual de los elementos anteriores.

  • Caliza: Se compone principalmente de carbonato de calcio y se caracteriza por su belleza, durabilidad, facilidad de tallado y variedad de colores. Por ello, se aplica en fachadas, ornamentación, mampostería e incluso en la producción de cal y cemento.
  • Piedra laja: Se trata de una roca plana y delgada que resalta por su notoria resistencia al calor y por contar con un atractivo aspecto rústico que la convierte en la elección ideal para revestir paredes, pavimentos, fachadas y chimeneas.
  • Travertino: Es conocido por su apariencia distintiva, con vetas y texturas que le confieren una belleza natural. Por lo cual, es popular para construir edificios, suelos, revestimientos y mobiliario tanto interior como exterior.
  • Arenisca: Se caracteriza por tener una textura granulada, gran variedad de colores y la capacidad para mantener detalles finos cuando se trabaja con dicho material. En virtud de ello, se usa en la fabricación de ladrillos, baldosas y revestimientos de fachadas.

Rocas metamórficas

Finalmente, estas se forman a partir de la transformación de piedras preexistentes debido a altas temperaturas, presiones y actividad química en la tierra, sin llegar a fundirse por completo. Este proceso conlleva cambios en su mineralogía, textura y estructura, a menudo generando minerales alineados en bandas o foliaciones. Como característica distintiva, suelen ser duras y resistentes.

  • Mármol: Es una roca de aspecto elegante, con un brillo especial y vetas coloridas que se aplica en la construcción de edificios, esculturas, encimeras y pisos de mármol debido a su belleza y durabilidad.
  • Pizarra: Se caracteriza por tener una configuración de lajas u hojas planas y granos finos. Su formación se debe a la compactación por metamorfismo de bajo grado de lutitas. Por lo general, se emplea en la ejecución de tejados y revestimientos de fachadas.
  • Esquisto: Cuenta con una textura laminada y es una piedra que resalta por su durabilidad, variación de colores y resistencia a la abrasión. Esto lo convierte en una elección ideal para obras de tejados, muros de contención y como material de revestimiento.
  • Cuarcita: Se origina a partir de areniscas ricas en cuarzo y se distingue por tener una excepcional dureza, baja absorción de agua y durabilidad. Por lo tanto, se ocupa en la edificación de pavimentos y revestimientos.

 

(Con información de PILPERCA)

Ver fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 + 6 =