28/05/2024

Orzuelo: qué es, síntomas, duración y tratamiento

0
orzuelo

El orzuelo, también conocido como hordeolum, es una inflamación de una glándula sebácea ubicada en el párpado. Aunque puede ser doloroso e incómodo, suele ser una dolencia benigna y de corta duración, que afecta a personas de todas las edades.

En la mayoría de los casos, puede durar desde unos pocos días hasta varias semanas, dependiendo de su gravedad y del tratamiento adecuado. Por lo general, comienza como una pequeña protuberancia y luego se desarrolla hasta alcanzar su tamaño máximo en uno o dos días. Posteriormente, tiende a drenar y sanar gradualmente sin dejar cicatrices.

Contenido

¿Qué es un orzuelo? Causas y factores de riesgo

Es una protuberancia rojiza y dolorosa en el párpado que se produce debido a la infección de una glándula sebácea llamada glándula de Zeiss o de Moll. Estas glándulas producen un aceite llamado sebo, que ayuda a lubricar el ojo. Cuando se bloquean o infectan, se forma un orzuelo. El contacto con superficies sucias o contaminadas puede llevar a la propagación de bacterias y aumentar el riesgo de desarrollarlo.

 La bacteria Staphylococcus aureus es la causa más común. Se encuentra en la piel y puede ingresar a las glándulas sebáceas a través de pequeñas abrasiones o la obstrucción de los poros. También hay factores de riesgo como:

  • Mala higiene ocular.
  • Blefaritis. Es una inflamación crónica de los párpados que afecta a las glándulas sebáceas. Puede provocar la formación recurrente de orzuelos.
  • Estrés.
  • Uso de maquillaje contaminado.
  • Falta de sueño adecuado.
  • Uso de lentes de contacto sucios o dañados.
  • Frotar constantemente los ojos con las manos sucias.
  • Tener un sistema inmunológico debilitado.

Síntomas del orzuelo

Aunque puede ser doloroso y molesto, generalmente no representa un problema grave y se resuelve por sí solo en un corto período de tiempo. Los síntomas suelen ser bastante distintivos y fáciles de reconocer. Estos incluyen:

  • Hinchazón y enrojecimiento del párpado afectado.
  • Sensibilidad y dolor al tacto. Puede causar molestias al parpadear o tocar el área afectada. Es posible experimentar sensación de ardor, comezón o irritación. En algunos casos, puede haber sensibilidad a la luz, lo que provoca dificultad para abrir los ojos completamente.
  • Formación de una protuberancia en el párpado, similar a un granito. El síntoma más evidente es la presencia de un bulto rojo e inflamado en el párpado. Este bulto suele estar ubicado en el borde del párpado, cerca de la base de las pestañas. También puede causar enrojecimiento, hinchazón y sensibilidad en el área afectada.
  • Lagrimeo excesivo. En algunos casos, puede incluso producir secreción de pus o lágrimas.
  • Sensación de cuerpo extraño en el ojo afectado.
  • Costras alrededor del área inflamada.

Si los síntomas empeoran o no mejoran a los pocos días, es importante buscar atención médica. Podría ser necesario drenar el orzuelo para aliviar la presión y acelerar la curación. Además, el médico puede recetar antibióticos orales si hay signos de infección grave.

Es importante destacar que no debe confundirse con el chalazión, otra afección ocular común. Aunque ambos pueden presentar síntomas similares, como la inflamación del párpado, el chalazión suele ser indoloro y no muestra signos de infección. Además, mientras que el orzuelo desaparece en unos pocos días o semanas, el chalazión puede persistir durante meses.

Tratamiento

Afortunadamente, el orzuelo es una afección que puede tratarse fácilmente en casa utilizando métodos simples y efectivos. Sin embargo, en casos más graves o recurrentes, es recomendable buscar atención médica. A continuación, se enumeran algunas medidas que pueden ayudar a aliviar los síntomas y acelerar el proceso de curación:

1. Compresas calientes. Se deben aplicar sobre el párpado afectado durante 10 a 15 minutos, varias veces al día. Esto ayuda a reducir la hinchazón y promueve la circulación sanguínea, lo que facilita la eliminación de la infección.

2. Limpieza adecuada. La limpieza regular y suave del párpado afectado con un producto específico para la higiene ocular, puede ayudar a eliminar las bacterias y prevenir la propagación de la infección.

3. No reventar ni frotar. Es importante resistir la tentación de reventarlo o frotarlo, ya que esto puede empeorar la inflamación y propagar la infección a otras áreas.

4. Uso de lubricantes oculares. Estos productos, en forma de gotas, pueden ayudar a aliviar la irritación y la sequedad ocular.

5. Antibióticos tópicos. En casos más graves o recurrentes, el médico puede recetar ungüentos o colirios antibióticos para controlar la infección bacteriana.

Si los síntomas empeoran o no mejoran después de unos pocos días, es importante buscar atención médica.

Prevención del orzuelo

Aunque el orzuelo puede ocurrir sin previo aviso, existen medidas preventivas que ayudan a reducir su aparición. Algunas recomendaciones incluyen:

  • Mantener una buena higiene ocular, lavándose las manos antes de tocarse los ojos y evitando compartir cosméticos o utensilios para el cuidado de los ojos.
  • Evitar frotarse los ojos con las manos sucias y asegurarse de no restregar el área de los ojos mientras se esté maquillando.
  • Desinfectar regularmente las lentes de contacto y reemplazarlas según las indicaciones del fabricante.
  • Descansar lo suficiente y reducir el estrés, ya que ambos factores pueden debilitar el sistema inmunológico y aumentar la susceptibilidad a las infecciones.

Si ya se ha desarrollado un orzuelo, existen algunos remedios caseros que pueden aliviar los síntomas y promover su curación. Sin embargo, es importante recordar que solo deben utilizarse como medida complementaria y no como sustituto de la atención médica adecuada. Lo mejor es que un oftalmólogo evalúe la situación y prescriba medicamentos tópicos o antibióticos orales para tratar el orzuelo. En SaludOnNet puede encontrar el especialista adecuado para tratar esta afección. Contamos con oftalmólogos dispuestos a ayudarte en lo que necesites, sin esperas y con unos precios muy competitivos.


SaludOnNet

SaludOnNet

Este artículo ha sido redactado por el equipo médico de SaludOnNet, que está integrado por especialistas destacados en su área, y colegiados en España.

Ver fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × dos =