20/06/2024

Manchas o granos de Fordyce. Síntomas y tratamiento

0
chica joven

Los granos de Fordyce son unas microlesiones cutáneas benignas que aparecen en la epidermis, en diferentes zonas del cuerpo. Aunque pueden parecer preocupantes a primera vista, son inofensivos y no representan ningún riesgo para la salud.

Contenido

Qué son los granos de Fordyce

Las manchas de Fordyce son pequeñas protuberancias amarillentas o blancas que aparecen en la piel. Son asintomáticas, benignas y pequeñas, con un diámetro aproximado de entre 0,1 y 3 mm.  Son glándulas sebáceas ectópicas agrandadas y visibles que pueden desarrollarse en áreas específicas del cuerpo.  

Aparecen en un 90% de los casos en la mucosa de la boca y el borde de los labios y con menor frecuencia en la lengua, las encías, el frenillo y el paladar. También pueden salir en la zona de los genitales, en el pene, el prepucio y el escroto en los hombres y en la vulva en las mujeres.  A menudo son más notorios cuando la piel está estirada o cuando se observan de cerca.

El número de gránulos presentes puede variar desde uno a decenas de ellos y agruparse en placas. Además, pueden aparecer juntos o de manera dispersa. Generalmente son lisos al tacto y no provocan ni dolor ni molestias, alterando solamente la estética de la región donde surgen.

Hay personas que quieren saber cuánto duran los granos de Fordyce. Son una condición crónica y tienden a ser permanentes una vez que salen. Aunque pueden variar en número y tamaño con el tiempo, no suelen desaparecer por completo sin intervención médica.

No son motivo de preocupación médica, ya que no están asociados con ninguna enfermedad o condición grave. Aunque su apariencia puede ser notoria o causar preocupación estética para algunas personas, no requieren tratamiento médico a menos que provoquen incomodidad o malestar significativo.

Estas microlesiones, diminutas e indoloras, pueden surgir a cualquier edad, pero lo más frecuente es que lo hagan durante la pubertad, debido a los cambios hormonales. Se suelen descubrir de forma casual, a veces como un hallazgo clínico como parte de la exploración de la cavidad bucal del paciente o porque el paciente acude al médico pensando que tiene alguna enfermedad grave.

Tratamiento de los granos de Fordyce

La apariencia de estas pequeñas lesiones es muy característica, por lo que el diagnóstico en consulta es rápido, mediante la exploración física. Son lesiones que no se tratan, aunque sí existen medicamentos tópicos que ayudar a desinflamar los gránulos.

No representan ningún riesgo para la salud ni para otras personas. De hecho, no requieren tratamiento médico a menos que causen preocupación estética o malestar personal. En estos casos es bueno ponerse en manos de un dermatólogo o un médico estético.

Existen algunas alternativas para en el tratamiento de las manchas de Fordyce, que pueden ayudar a reducir su apariencia.

Terapias tópicas

Fundamentalmente se usan pomadas y cremas con tretinoína o ácido dicloroacético, que eliminan las alteraciones de la piel. Deben ser utilizadas siempre bajo prescripción médica.

Las principales terapias tópicas son:

  • Uso de cremas o geles retinoides. Los retinoides tópicos, como la tretinoína, pueden ayudar a mejorar la apariencia al exfoliar suavemente la piel y reducir la producción de sebo. Se deben aplicar con cuidado según las indicaciones de un médico.
  • Terapia láser.  Se pueden usar dos tipos de láser: ablativos y Erbium Yag. Entre los primeros se encuentra el láser de CO2, que puede ser efectivo para reducir su apariencia al eliminar el exceso de tejido sebáceo. Eso sí,l existe el riesgo de que quede una pequeña cicatriz. El Erbium yag, por su parte,no es tan profundo, pero da buenos resultados sin dejar marcas. En muchas ocasiones en una sola sesión disminuye considerablemente el número de granos. Aunque es complicado eliminarlos todos, con estos tratamientos sí desaparece el 80%.

Tratamientos quirúrgicos

Otros tratamientos centrados en cómo quitar los granos de Fordyce son:

  • Electrofulguración. En este procedimiento, se utiliza un dispositivo médico especial para aplicar corriente eléctrica de alta frecuencia, lo que destruye las lesiones y reduce su apariencia. Mediante electrocirugía, se va quemando grano a grano.
  • Crioterapia. Consiste en congelar los granos de Fordyce con nitrógeno líquido para eliminarlos. Es un procedimiento rápido y efectivo que puede requerir múltiples sesiones para lograr resultados satisfactorios.

Cuidado personal

Mantener una buena higiene y cuidar la piel puede ayudar a reducir la visibilidad de los granos. Lavarse regularmente con un limpiador suave y usar productos no comedogénicos puede minimizar el riesgo de obstrucción de las glándulas sebáceas.

Es importante tener en cuenta:

  • Consultar a un profesional. Antes de considerar cualquier método, es fundamental consultar a un dermatólogo. Ellos pueden evaluar la condición de la piel y recomendar el enfoque más adecuado según las necesidades individuales.
  • Riesgos y efectos secundarios. Algunos tratamientos pueden tener efectos secundarios potenciales, como enrojecimiento, irritación o cambios en la pigmentación de la piel. Es importante valorar y discutir estos riesgos antes de proceder con cualquier tratamiento.

Por qué salen las manchas de Fordyce

Estas pequeñas lesiones son el resultado de la hiperplasia benigna de las glándulas sebáceas, lo que significa que estas glándulas se agrandan y se vuelven más visibles en la piel. Aunque las causas exactas no se conocen completamente, se cree que algunos factores pueden contribuir a su desarrollo:

  • Factores genéticos. Existe una predisposición genética a desarrollarlas. Las personas con antecedentes familiares pueden tener un mayor riesgo.
  • Cambios hormonales. Las fluctuaciones hormonales, especialmente durante la adolescencia o en períodos como el embarazo, pueden influir en la actividad de las glándulas sebáceas y contribuir a su desarrollo.
  • Producción excesiva de sebo. Un aumento en la producción de sebo por parte de las glándulas sebáceas puede llevar a la obstrucción de los conductos sebáceos, resultando en la aparición de estas lesiones.
  • Edad. Suelen aparecer con mayor frecuencia en adultos jóvenes y pueden perdurar en el tiempo, aunque no están relacionadas con el envejecimiento.

¿Son contagiosas las manchas de Fordyce?

Una de las preocupaciones comunes es si son contagiosas. La respuesta es no; las manchas de Fordyce no son contagiosas. No se transmiten a través del contacto físico, la piel compartida, el contacto sexual u otras formas de exposición.

Así, es importante recalcar que no son infecciosos, no se contagian y no son malignos. Pero suelen ser signo de alarma entre mujeres y hombres jóvenes, que creen que estas formaciones pueden estar originadas por enfermedades de transmisión sexual. Es un error frecuente confundirlos con las verrugas que ocasiona el virus del papiloma humano (VPH) o relacionar su aparición con el VIH, alguna enfermedad de transmisión sexual o cáncer.

Síntomas de los granos de Fordyce

Las manchas de Fordyce son más frecuentes en hombres que en mujeres y en personas con la piel grasa. La mayoría no presentan síntomas, pero en muchos casos se produce una ligera secreción al ser presionados. En este sentido es importante evitar explotar los granos, ya que no se eliminarían por completo y aumentaría el riesgo de que apareciera una infección en la piel.

Las principales sensaciones asociadas son:

  • Ausencia de dolor. Son generalmente indoloros y no causan molestias físicas, como picazón o ardor.
  • Textura y apariencia. Pueden sentirse como pequeñas protuberancias lisas al tacto y pueden ser más visibles cuando la piel está estirada.
  • Preocupación estética. Aunque no son peligrosos para la salud, pueden ser motivo de preocupación estética para algunas personas debido a su apariencia visible en áreas íntimas.

Los granos de Fordyce pueden afectar ciertas áreas específicas del cuerpo, como los labios, el pene y los genitales femeninos.

Las principales localizaciones son:

  • Manchas de Fordyce en los labios. Pueden aparecer los granos de Fordyce en el labio, tanto en el superior como en los labios inferiores. Suelen manifestarse como pequeñas protuberancias amarillentas o blancas en los bordes de los labios o en la mucosa oral.
  • Manchas de Fordyce en el pene. En los hombres, pueden desarrollarse los granos de Fordyce en el pene, especialmente en el tronco, el escroto o alrededor del glande (cabeza del pene). Pueden ser visibles como pequeñas protuberancias en la piel del área genital.
  • Manchas de Fordyce en genitales femeninos. En las mujeres, pueden aparecer granos de Fordyce en labios mayores o menores, así como alrededor de la zona vaginal. Se presentan como pequeñas elevaciones amarillentas o blanquecinas en la piel de la zona genital.

Posibles complicaciones de las manchas de Fordyce

Aunque generalmente son una condición benigna de la piel, pueden presentar ciertas complicaciones en casos excepcionales o si no se manejan adecuadamente.

Por lo general no son propensas a infectarse por sí mismas, pero es importante tener cuidado para evitar lesiones en la piel que podrían predisponer a una infección secundaria. Algunas complicaciones incluyen:

  • Foliculitis. Si los granos se irritan debido a la depilación, rasurado o fricción constante, pueden desarrollar foliculitis, una infección de los folículos pilosos que se manifiesta como protuberancias rojas y dolorosas en la piel.
  • Infecciones bacterianas. Si se producen cortes o abrasiones en la piel que rodea las lesiones, existe un riesgo de infección bacteriana secundaria, que puede requerir tratamiento con antibióticos.

Factores de riesgo que pueden agravar las complicaciones

Algunos factores de riesgo pueden aumentar la probabilidad de complicaciones asociadas. Hablamos de:

  • Mala higiene cutánea. La falta de higiene adecuada o el uso de productos irritantes pueden aumentar el riesgo de irritación y posibles infecciones.
  • Enfermedades de la piel. Condiciones cutáneas preexistentes, como dermatitis o psoriasis, pueden predisponer a complicaciones si afectan las áreas donde se encuentran las manchas de Fordyce.
  • Compromiso inmunológico. Personas con sistemas inmunológicos debilitados, ya sea debido a enfermedades crónicas o medicamentos inmunosupresores, pueden ser más propensos a desarrollar complicaciones cutáneas.

Para prevenir complicaciones, se recomienda mantener una buena higiene cutánea y evitar acciones que puedan irritar la piel, como el exceso de fricción o el uso de productos agresivos. Si aparece un grano de Fordyce infectado o hay signos de infección, como enrojecimiento, dolor, secreción o fiebre, es fundamental buscar atención médica para recibir tratamiento adecuado.

Si tienes pequeños granitos blancos o amarillentos y estás asustado puedes acudir al dermatólogo para que realice una exploración y diagnóstico. En SaludOnNet contamos con médicos a tu disposición, sin esperas y con un trato inmejorable.

Ver fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × 4 =