25/05/2024

La fisioterapia ayuda a recuperar el tono muscular

0
fisioterapia

Son muchas las ocasiones en las que una persona recurre a un fisioterapeuta. Algunas de las más frecuentes son cuando tiene un dolor que le impide llevar una vida normal o después de una intervención quirúrgica, con el objeto de recuperar movilidad y tono muscular. Estos profesionales son expertos en aliviar el dolor, prevenir y corregir una disfunción existente, aumentar la circulación y ayudar en la recuperación de la fuerza, movilidad y coordinación. 

Contenido

Qué es la fisioterapia y para qué sirve 

La fisioterapia es una disciplina de la salud que se enfoca en el diagnóstico, tratamiento y prevención de lesiones y enfermedades que afectan el sistema musculoesquelético. Es un conjunto de métodos y técnicas que, mediante la aplicación de medios físicos, curan, previenen, y recuperan a las personas afectadas de disfunciones somáticas y orgánicas o a las que se desea mantener en un nivel adecuado de salud. 

A la pregunta qué es la fisioterapia la OMS señala que consiste en el tratamiento físico por medio del ejercicio terapéutico, calor, frío, luz, agua, masaje y electricidad para mejorar la calidad de vida de los pacientes

Por eso es muy frecuente que la consulta con este especialista no sólo se base en la realización de un masaje terapéutico, con fines preventivos o de reparación del daño. De hecho, a veces se recomienda realizar la fisioterapia en el agua y otras se utilizan aparatos para conseguir recuperar el movimiento natural de cada músculo, eliminando el dolor. Los más usados son:  

Un fisioterapeuta puede establecer la amplitud del movimiento articular, las capacidades funcionales o el progreso de una persona, en áreas tan diferentes como la neurológica, la respiratoria, cardiológica y la que afecta al sistema músculo esquelético. 

Actualmente en España la fisioterapia es una carrera universitaria que consta de cuatro años de estudio. Por eso es importante que cuando una persona decida buscar un fisioterapeuta elija aquel que esté titulado y colegiado y cuente con experiencia. Es la mejor forma para asegurarse de que el tratamiento va a ser lo más eficaz posible. 

Principales objetivos de la fisioterapia

¿Para qué sirve la fisioterapia? Uno de los principales objetivos de la fisioterapia es aliviar el dolor y promover la curación de lesiones y enfermedades musculoesqueléticas. Esto se logra mediante una variedad de técnicas manuales como masajes, movilizaciones articulares y estiramientos. Estas técnicas ayudan a reducir la inflamación, mejorar la circulación sanguínea y promover la relajación muscular, lo que contribuye a la recuperación de los tejidos dañados.

La fisioterapia también desempeña un papel importante en la prevención y el manejo de enfermedades crónicas. Los fisioterapeutas trabajan con pacientes que tienen patologías como artritis, enfermedades cardiovasculares y diabetes para ayudarles a mantener o mejorar su función física y reducir el riesgo de complicaciones. Esto se logra a través de programas de ejercicio personalizados, educación sobre hábitos de vida saludables y asesoramiento para el manejo del dolor.

Otro aspecto clave de la fisioterapia es la rehabilitación de pacientes después de una cirugía o un traumatismo grave. Mediante programas de recuperación específicos para cada paciente, se incluyen ejercicios de fortalecimiento y estiramiento, entrenamiento de equilibrio y coordinación, y técnicas de movilización y manipulación. Ayudan a restaurar la función normal del cuerpo, mejorar la movilidad y reducir el tiempo de recuperación.

La fisioterapia también tiene un papel importante en el cuidado de pacientes con discapacidades y trastornos neurológicos. Los fisioterapeutas trabajan con personas que tienen condiciones como parálisis cerebral, lesiones medulares y enfermedad de Parkinson, para mejorar su movilidad, fortaleza y coordinación. Utilizan técnicas y dispositivos especializados, como terapia con ejercicios de marcha asistida, estimulación eléctrica y órtesis, para ayudar a los pacientes a maximizar su independencia y mejorar su calidad de vida.

Además de los beneficios físicos, la fisioterapia también puede tener un impacto positivo en la salud mental y emocional de los pacientes. El dolor crónico y la limitación de la función física pueden tener un efecto significativo en el bienestar psicológico de las personas. Los fisioterapeutas trabajan en colaboración con los pacientes para establecer metas realistas y desarrollar estrategias para superar los desafíos físicos y emocionales que enfrentan. Esto puede incluir técnicas de relajación, educación sobre la gestión del estrés y apoyo emocional.

Tipos de fisioterapia

Como ya explicamos en el artículo Tipos de fisioterapia según la lesión, existen diferentes tipos, cada uno con sus propias técnicas y enfoques para abordar diferentes condiciones. La selección del tipo de fisioterapia adecuada depende de la condición médica específica de cada paciente y de sus objetivos personales de rehabilitación.

Los principales tipos que hace un fisioterapeuta son: 

  • . Se centra en el tratamiento de lesiones y afecciones que afectan los músculos, los huesos, las articulaciones y los tejidos blandos. 
  • . Se enfoca en el tratamiento de pacientes con enfermedades o lesiones del sistema nervioso central y periférico. Se trabaja con personas que sufren de accidentes cerebrovasculares, lesiones medulares, esclerosis múltiple, parálisis cerebral, enfermedad de Parkinson y otros trastornos neurológicos. 
  • . Se ocupa de tratar a pacientes con problemas respiratorios, como el asma, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y la fibrosis quística. 
  • . Se enfoca en el tratamiento de niños y bebés con condiciones congénitas, enfermedades neuromusculares y retrasos en el desarrollo. 
  • . Se dedica a tratar a personas mayores que experimentan problemas de movilidad, debilidad muscular, dolor crónico y deterioro físico y funcional. 

H2: Efectos de la fisioterapia

Los efectos de la fisioterapia son numerosos y beneficiosos para el organismo. Los principales son: 

  • Fisioterapia músculo-esquelética. A través de diferentes técnicas como la terapia manual, la electroterapia o el uso de vendajes funcionales, el fisioterapeuta puede aliviar el dolor de los pacientes y contribuir a su bienestar.
  • Fisioterapia neurológica. Las técnicas de movilización y estiramientos específicos permiten que las articulaciones, músculos y tejidos se mantengan flexibles y activos. Esto es especialmente beneficioso en casos de lesiones o postoperatorios, donde la inmovilidad puede generar complicaciones.
  • Fisioterapia respiratoria. Mediante ejercicios terapéuticos personalizados, el fisioterapeuta puede trabajar en el fortalecimiento de los músculos debilitados o afectados por una lesión. Esta fortaleza muscular no solo mejora la movilidad, sino que también previene posibles recaídas o nuevas lesiones.
  • Fisioterapia pediátrica. A través de diferentes técnicas como el drenaje linfático o los masajes, el fisioterapeuta puede estimular el sistema circulatorio y favorecer la eliminación de toxinas y líquidos retenidos en el organismo. Esto es especialmente beneficioso en casos de edemas o inflamaciones.
  • . Mediante técnicas de reeducación respiratoria, el fisioterapeuta puede ayudar a los pacientes a mejorar su capacidad pulmonar, controlar la respiración y prevenir posibles complicaciones en enfermedades respiratorias crónicas como el asma o la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).
  • Fisioterapia geriátrica. A través de diferentes técnicas como la electroestimulación, el fisioterapeuta puede estimular los nervios y contribuir a la recuperación de lesiones neurológicas como los accidentes cerebrovasculares o las lesiones medulares. Además, la fisioterapia también puede ayudar a aliviar los síntomas de patologías neurodegenerativas como el Parkinson o el Alzheimer. 

Como cualquier otro tratamiento, también se puede hablar de algunas desventajas de la fisioterapia. Entre ellas, se encuentra la necesidad de contar con un profesional cualificado, lo que implica costes económicos adicionales. Asimismo, algunos pacientes pueden experimentar molestias o dolores temporales durante las sesiones de tratamiento. Sin embargo, estos inconvenientes son mínimos en comparación con los numerosos beneficios de la fisioterapia, como la mejora de la movilidad, la disminución del dolor y la promoción de la recuperación física. Por lo tanto, la fisioterapia sigue siendo una opción terapéutica altamente recomendable.

Fisioterapia para recuperar masa muscular

La inactividad física, el envejecimiento, las lesiones y algunas patologías médicas pueden desencadenar la pérdida de masa y fuerza muscular. En estos casos el papel de lo que es la fisioterapia desempeña un lugar fundamental en la recuperación y fortalecimiento de los músculos.

Cuando se experimenta pérdida de masa muscular, ya sea debido a una lesión, enfermedad o falta de ejercicio, es fundamental llevar a cabo un programa de rehabilitación adecuado. Los fisioterapeutas diseñan programas de ejercicio específicos para cada paciente, teniendo en cuenta su estado de salud, nivel de condición física y objetivos de recuperación. Incluyen ejercicios de resistencia y fortalecimiento muscular, así como técnicas de estiramiento y movilidad.

Además del ejercicio terapéutico, también se puede recurrir a la terapia manual. Esta técnica se utiliza para mejorar la flexibilidad y la circulación sanguínea en los músculos, lo que favorece la recuperación de la masa muscular. 

Ejercicios para recuperar tono muscular

Recuperar el tono muscular es un proceso gradual que requiere enfoque y consistencia. En la siguiente tabla mostramos los ejercicios más efectivos para recuperar el tono muscular. 

TIPO DE ENTRENAMIENTO DESCRIPCIÓN BENEFICIO
Resistencia Con pesas, máquinas de resistencia o el propio peso corporal.  Estimula el crecimiento muscular y fortalece los tejidos conectivos. 
Peso corporal Flexiones, sentadillas, estocadas y ejercicios que usen el peso corporal.  No requieren equipo y mejoran fuerza y resistencia. 
Yoga y pilates Se centran en fuerza, flexibilidad y equilibrio.  Mejoran la postura y fortalecen el cuerpo. 
Cardiovascular  La actividad moderada mejora la circulación y la salud muscular.  Para realizar ejercicios de resistencia hay que tener una buena salud cardiovascular. 
Equilibrio Ejercicios para fortalecer los músculos estabilizadores.  Previene caídas y activa los músculos. 
Ejercicios para recuperar el tono muscular

Diferencia entre osteópata y fisioterapeuta

Existen diferencias entre la fisioterapia y la osteopatía. La osteopatía es un conjunto de técnicas que se basan en la creencia de que los huesos, músculos, articulaciones y tejido conectivo juegan un papel fundamental en la salud de la persona, independientemente de la función que tienen en el cuerpo humano. Por eso pretenden liberar la energía que hay en los músculos mediante manipulaciones

Los beneficios de la osteopatía incluyen: 

  • Alivio del dolor musculoesquelético. 
  • Mejora de la movilidad y flexibilidad. 
  • Favorecimiento de la circulación sanguínea y linfática. 
  • Reducción del estrés y la tensión. 
  • Prevención de problemas posturales. 
  • Apoyo a la salud visceral. 

La elección entre un osteópata y un fisioterapeuta puede depender de las preferencias individuales, la filosofía de tratamiento buscada y la naturaleza específica de la afección del paciente. Hay que tener en cuenta que para buscar un osteópata en España un requisito indispensable es ser titulado universitario en Fisioterapia. Esto es así porque actualmente la osteopatía no existe como una carrera independiente, sino que se cursa como estudios de segundo ciclo. 

Diferencia entre fisioterapeuta y quiropráctico

Dos especialidades que a veces se confunden son la fisioterapia y la quiropráctica. Aunque ambas buscan mejorar la función del cuerpo y aliviar el dolor, tienen enfoques y metodologías distintas. 

Los fisioterapeutas y quiroprácticos comparten el objetivo de mejorar la salud física y aliviar el dolor, pero difieren en sus enfoques y filosofías. Los fisioterapeutas adoptan un enfoque holístico, utilizando una variedad de técnicas para mejorar la función general del cuerpo. Por otro lado, los quiroprácticos se centran en la columna vertebral y el sistema nervioso, creyendo que los ajustes espinales pueden tener impactos positivos en la salud en general.

En muchos casos, estas dos disciplinas pueden complementarse entre sí. La elección entre un fisioterapeuta y un quiropráctico dependerá de la condición específica del paciente y de sus necesidades individuales. 

Diferencia entre osteópata y quiropráctico

La osteopatía y la quiropráctica son dos disciplinas que abordan trastornos musculoesqueléticos, pero difieren en sus filosofías, enfoques y áreas de énfasis. Mientras que la osteopatía se centra en la relación entre la estructura y la función del cuerpo, afrontando el cuerpo en su conjunto, la quiropráctica se enfoca específicamente en la columna vertebral y su conexión con el sistema nervioso. 

Los osteópatas utilizan diversas técnicas para mejorar la movilidad y el equilibrio en todo el cuerpo, mientras que los quiroprácticos se centran en ajustes espinales para corregir subluxaciones y mejorar la función nerviosa. Ambas disciplinas requieren una formación específica, pero la regulación y el reconocimiento varían según el país.

Si crees que necesitas un fisioterapeuta te invitamos a que conozcas nuestro portal. En SaludOnNet contamos con especialistas dispuestos a ayudarte a mejorar tu salud. 

Ver fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 − diez =