12/07/2024

Juanfe Serrano Ponce | ¡Hablemos de comercio exterior!: ¿De qué trata y cuántos tipos existen?

0
Juanfe Serrano Ponce - ¡Hablemos de comercio exterior! De qué trata y cuántos tipos existen - FOTO

El comercio exterior es un intercambio de un bien o servicio realizado entre al menos dos países diferentes. Los intercambios pueden ser importaciones o exportaciones

 

DAT.- El concepto de comercio exterior se refiere al intercambio de bienes y servicios entre diferentes países de economías abiertas a través de la compraventa, sea esta bajo una misma divisa o entre diferentes adaptadas al cambio. Es proceso comúnmente sujeto a trámites, regulaciones en materia de control de producto, así como de tributarios.

Explica Juanfe Serrano Ponce que el objetivo principal del comercio exterior es obtener una ventaja comparativa en la oferta de una determinada empresa con respecto al resto de competidores, aprovechando las eficiencias derivadas de la especialización y la experiencia para ofrecer un mejor producto o servicio en términos de calidad y precio.

Contenido

Características

El comercio exterior es uno que se trata fuera de las fronteras de un país y está compuesto por las siguientes características:

  • Su economía es abierta y existen acuerdos entre países que les permiten realizar transacciones entre ellos, así como el intercambio de distintos bienes y servicios.
  • Gracias a estos intercambios o entradas y salidas de mercancía se genera un flujo de divisas. En caso de que las monedas con las que se comercia entre países tengan distinto valor, al realizar el tipo de cambio, quedará reflejado el valor de dicha moneda.
  • Las aduanas se encargan de controlar la entrada y salida de bienes en la frontera, así como de la aplicación de impuestos o tasas que están impuestos por la ley. Además, este organismo público verifica el cumplimiento de las normativas.
  • Para facilitar el intercambio de bienes y servicios fuera de la frontera entre diferentes países, estos deben suscribirse a convenios que les ayuden a agilizar los procesos de intercambio.

Tipos de comercio exterior

Las formas tradicionales de comercio exterior son las siguientes:

  • Exportación: Consiste en la venta de servicios o bienes fuera de las fronteras de un país hacia cualquier otro lugar del mundo. Además, la exportación puede ser directa (se realiza entre el país exportador y el destinatario, sin intermediarios, y suele ser la más común en los negocios europeos además de darse en grandes empresas) o indirecta (consiste en facilitar la mercancía a un intermediario que sea buen conocedor del comercio internacional, siendo este el que asume los gastos de distribución y los posibles riesgos que puedan surgir en las operaciones que se lleven a cabo, siendo la más recomendada para medianas y pequeñas empresas).
  • Importación: Al contrario que la exportación, consiste en la compra de servicios o bienes a países extranjeros, con la finalidad de usarlos o consumirlos e incluso para su elaboración a posteriori. También, puede ser directa (se realiza directamente entre el país importador y el consumidor, a modo proveedor, con la ventaja de que las empresas disponen de un flujo constante de material) o indirecta (es una empresa la que se encarga o hace de intermediaria en realizar las compras de los bienes a la empresa importadora, asumiendo los riesgos y costes de distribución).
  • Comercio de tránsito: Se realiza a través de un tercer país que actúa como intermediario, el cual se encarga de la mediación entre la oferta y la demanda entre los otros dos países.

 

LEA TAMBIÉN | Juanfe Serrano Ponce | ¡Entérate! Ganadería inteligente: ¿Qué es y cuáles tecnologías utiliza?

 

Por otro lado, las formas especiales de comercio exterior son las siguientes:

  • Franquicia: Existe un franquiciador que a cambio de una remuneración, permite al franquiciado montar un negocio bajo el nombre de su marca por cuenta propia.
  • Cooperaciones: Consiste en el acuerdo entre empresas independientes para llevar a cabo actividades internacionales o de gran envergadura.
  • Inversiones internacionales directas: La finalidad es facilitar capital y recursos a otros países en regiones extranjeras, generando relaciones económicas a largo plazo.
  • Fabricación bajo licencia: El fin de este modelo es otorgar la licencia de los productos o servicios de tu empresa hacia otras para extender la comercialización. Por regla general, suele utilizarse cuando no hay recursos suficientes para invertir en países extranjeros.
  • Inversiones internacionales directas: Inversiones realizadas directamente en una región extranjera para establecer nuevas relaciones entre países que ayuden al capital y a los recursos.

También existen las formas proveedoras, que por medio de las personales naturales o jurídicas pueden desempeñarse actividades comerciales de promoción por cuenta ajena a cambio de una remuneración. Estos tipos de agentes reciben el nombre de agentes exteriores, agentes CIF, comisionistas o corredores de comercio.

 

(Con información de Juanfe Serrano Gómez)

Ver fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

siete + 12 =