17/05/2024

Juan Fernando Serrano Ponce | ¡Conócelas! Tipos y clasificaciones de las explotaciones porcinas

0
Juan Fernando Serrano Ponce - ¡Conócelas! Tipos y clasificaciones de las explotaciones porcinas - FOTO

El ganado porcino comprende una serie de animales que son domesticados para sacarle el mejor aprovechamiento posible; este tipo de ganado está compuesto por cerdos, puercos o cochinos

 

DAT.- Las explotaciones porcinas han experimentado una profunda evolución integral que ha dado lugar a una nueva realidad productiva, sanitaria, económica y medioambiental que debe ser atendida por todos los entes implicados en su proceso productivo.

Juan Fernando Serrano Ponce explica que, cuando se habla de los tipos de explotaciones porcinas, estas se pueden clasificar según el sistema de explotación como:

  • Sistemas extensivos: Aquellos en los que los animales se alimentan fundamentalmente en pastoreo y por lo general corresponden a ecosistemas de dehesa y aprovechamiento de la montanera propios del cerdo ibérico y sus cruces.
  • Sistemas intensivos: Aquellos utilizados por los ganaderos cuando alojan a sus animales en las mismas instalaciones donde se les suministra una alimentación a base de pienso compuesto, también incluye la explotación al aire libre denominada sistema camping o cabañas. Actualmente es el sistema por el que se producen la gran mayoría de la carne de cerdo que se consume en nuestro país y será en el que nos centraremos a continuación.

También se clasifican en función del tipo de animales producidos y su situación en la cadena de producción en:

Granjas o Núcleos de Selección: Se dedican a la producción de animales de raza pura o híbridos. Los reproductores utilizados en estas explotaciones tienen que estar inscritos en los libros genealógicos o en los registros oficiales correspondientes. Dentro de estas granjas podemos distinguir entre líneas de hembras donde suelen utilizarse las razas Large White o Landrace ya que presentan buenos rendimientos e índices de conversión, buena prolijidad y velocidad de crecimiento, que se las conoce como “abuelas”. Para las líneas de machos se suelen utilizar razas como la Pietrain o el Blanco Belga que poseen gran conformación.

Granjas de Multiplicación: Se dedican a la multiplicación de razas o estirpes selectas, puras o híbridas procedente de explotaciones de selección. Su finalidad es obtener animales híbridos destinados a la reproducción, es decir, van a producir madres y verracos finalizadores que se utilizarán después para la producción de animales para matadero. Los reproductores utilizados deben estar inscritos en los registros oficiales correspondientes. Pueden trabajar con distintos esquemas de cruzamiento:

  • Esquema de dos razas: se usa donde la conformación no es importante.
  • Esquema a tres razas: se usa en países donde la conformación es importante, especialmente Francia, Bélgica y España. Aunque cada vez se extiende más su uso.
  • Esquema a cuatro razas: Se utiliza para evitar los problemas que producen los machos de elevada conformación que son muy sensibles al estrés, produciendo hembras y machos híbridos que otorguen mayor libido y rusticidad con una menor incidencia de estrés.

Granjas de Recría de reproductores: Se dedican a la recría y/o engorde de lechones procedentes de una sola explotación de selección o multiplicación cuyo destino es la reproducción o marginalmente la fase de acabado o cebo.

Granjas de Transición de reproductoras primíparas: Su función es la fertilización y comercialización de hembras primíparas como reproductoras gestantes.

Granjas de Producción: Son las que se dedican a la producción de lechones para su engorde y sacrificio a partir de las reproductoras y machos finalizadores generados anteriormente. Pueden generar sus reproductores para autrorreposición. Según el destino de los lechones estas explotaciones se subdividen en explotaciones de:

  • Ciclo cerrado o completo: Todo el proceso productivo, nacimiento, cría, recría y cebo, tiene lugar en la explotación utilizando únicamente la producción propia.
  • Producción de lechones o Granjas de Cría: Se decida sólo al nacimiento y cría hasta el destete para luego ser cebados en cebaderos autorizados.
  • Tipo mixto: Envían parte de los lechones a recría y/o cebo en cebaderos autorizados.

Granjas de cebo o Cebaderos: Se dedican únicamente a realizar el cebo de los lechones procedentes de las granjas de producción hasta que alcanzan el peso de sacrificio (90-100 kg). En estas granjas no existen reproductores y todos los animales vienen de otras granjas como lechones.

 

LEA TAMBIÉN | Juan Fernando Serrano Ponce | ¡Entérate! 10 tips para posicionar una empresa agropecuaria en el mundo digital

 

Las explotaciones también pueden clasificarse en función del tipo de financiación. Se distinguen tres, siendo la principal diferencia entre ellas, quien es el dueño de la explotación y quien asume los riesgos sobre el producto final.

  • Explotación financiada o independiente: El capital para poner en marcha la explotación proviene, generalmente, de proveedores (fábricas de pienso, laboratorios, tratantes de ganado, etc.) aunque puede existir otras fuentes de financiación. En este caso el ganadero asume los riesgos de producción y comercialización.
  • Integración vertical: Que se fundamenta en una relación contractual entre el integrador y el ganadero. Las grandes empresas del sector porcino suministran al ganadero los animales, el alimento, los medicamentos, los servicios técnicos y los animales, mientras que, el ganadero aporta las instalaciones y la mano de obra. En este sistema el ganadero sólo arriesga su trabajo y las empresas que le suministradoras obtienen mano de obra especializada sin los inconvenientes inherentes a los trabajadores asalariados.
  • Integración horizontal: En este caso las explotaciones se encuentran asociadas formando una empresa, generalmente se encuentran constituidas bajo la forma de sociedades cooperativas, funciona como las anteriores con la diferencia de que en este caso el ganadero es copartícipe de la decisiones y el riesgo de la actividad empresarial.

(Con información de Juan Fernando Serrano Ponce)

Ver fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 + 11 =