21/05/2024

Francesco Lovaglio Tafuri | Curiosidades gastronómicas

0
Francesco Lovaglio Tafuri - Curiosidades gastronómicas - Carne de Caballo ¡Producto tabú con historia y múltiples beneficios! - FOTO

DAT.- La carne de caballo ha sido históricamente una gran desconocida en la gastronomía de muchos países. A menudo relegada a un papel secundario o incluso considerada tabú, esta carne posee características y cualidades nutricionales que la hacen digna de atención y aprecio.

Explica Francesco Lovaglio Tafuri que la carne de caballo ha sido consumida por diversas culturas desde tiempos ancestrales. En la antigüedad, los pueblos nómadas que dependían de la cría de caballos para su supervivencia encontraron en esta carne una valiosa fuente de alimento. Desde las estepas de Asia Central hasta las llanuras de América del Norte, los caballos eran una parte integral de la vida cotidiana de estos pueblos, y su carne proporcionaba proteínas y nutrientes esenciales para su subsistencia.

A lo largo de la historia, la carne de caballo ha sido consumida en diferentes regiones del mundo. En Europa, por ejemplo, fue un alimento muy apreciado durante la Edad Media, especialmente en épocas de escasez de otros tipos de carne. En países como Francia e Italia, la carne de caballo es considerada parte de su tradición culinaria, y platos emblemáticos como el filete tártaro o la lasaña de carne equina son ejemplos de su arraigo en la gastronomía local.

Contenido

Usos culinarios y variedades

La carne de caballo se utiliza en una amplia variedad de platos, desde estofados y guisos hasta embutidos y hamburguesas. Su sabor se describe como suave y ligeramente dulce, con una textura tierna y jugosa. La carne de caballo también se destaca por su bajo contenido en grasa y su alto contenido proteico, lo que la convierte en una opción saludable y nutritiva.

En algunos países, como México y Argentina, la carne de caballo se consume asada a la parrilla, obteniendo un resultado jugoso y sabroso. En otros lugares, se utiliza en platos típicos como el goulash húngaro o el beshbarmak de Kazajistán. Cada región tiene sus propias recetas y formas de preparar la carne de caballo, lo que añade variedad y diversidad a su consumo.

LEA TAMBIÉN | Francesco Lovaglio Tafuri | Gastronomía tradicional: ¡Inspiración e influencia de la alta cocina!

Valor nutricional y beneficios para la salud

La carne de caballo es una excelente fuente de proteínas de alta calidad, que contienen todos los aminoácidos esenciales para nuestro organismo. Además, es rica en vitaminas del grupo B, como la B12 y la niacina, y minerales como el hierro y el zinc. Estos nutrientes son fundamentales para el funcionamiento óptimo de nuestro cuerpo y juegan un papel crucial en el desarrollo y mantenimiento de tejidos, la producción de energía y la salud del sistema inmunológico.

A diferencia de otras carnes rojas, la carne de caballo es baja en grasa saturada, lo que la convierte en una opción más saludable para aquellos que desean mantener una dieta equilibrada y controlar su consumo de grasas. Además, contiene menos calorías en comparación con la carne de cerdo o de res, lo que la convierte en una alternativa interesante para aquellos que buscan controlar su peso.

Otro beneficio destacado de la carne de caballo es su contenido de hierro, que es fácilmente absorbido por nuestro organismo. El hierro es esencial para la producción de hemoglobina, la proteína que transporta el oxígeno a través de la sangre. Una deficiencia de hierro puede llevar a la anemia, causando fatiga, debilidad y otros síntomas. Incorporar carne de caballo en nuestra alimentación puede ayudar a prevenir y tratar la deficiencia de hierro.

(Con información de Francesco Lovaglio Tafuri)

Ver fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × cinco =