13/06/2024

Fundación Alma Amiga: ¡Razones para invertir en tu crecimiento personal!

0
Enrique Alberto Romero Domínguez - Fundación Alma Amiga ¡Razones para invertir en tu crecimiento personal! - FOTO

El crecimiento personal es un incentivo y medio para ser la mejor versión de uno mismo y generar una nueva visión de cara a alcanzar metas y objeticos

 

LLD.- El crecimiento personal se define como un proceso continuo en donde se realizan una serie de actividades que permiten el desarrollo del individuo. ¿Para qué? Alcanzar su máximo potencial a través del autodescubrimiento, el cambio y la transformación del ser, con la meta real de procurar vivir mejor y cumplir sueños.

El cambio es un proceso individual que examina cómo está el mundo interior y exterior de la persona, y cómo interactúa con otros. La transformación se inicia desde una autorreflexión, comenzando por ser conscientes de las propias capacidades y exigiendo compromiso, tiempo, energía y estrategias claras o realistas.

Hablar de crecimiento personal es también hacerlo de un incentivo y medio para ser la mejor versión de uno mismo, mejorando aspectos como las relaciones personales, tomando conciencia de todas las posibilidades y oportunidades que circulan alrededor, y generando una nueva visión que brinda un propósito para vivir de la mejor forma.

 

LEA TAMBIÉN | Fundación Alma Amiga: Importancia de mantener la gratitud en la vida

 

Iniciar la tarea de crecer de forma personal no tiene que ser complicado, y solo basta con la simple decisión de querer invertir en el propio desarrollo y hacerse tres preguntas: ¿qué puedo hacer mejor que ayer y cómo puedo hacer este día mejor que ayer?, ¿de qué o quién puedo despegarme hoy? y ¿qué puedo hacer para que los que están alrededor sean más felices?

A continuación, varias razones por las cuales este proceso es vital para alcanzar el bienestar y la felicidad:

  • Brinda tranquilidad y paz mental al adoptarse prácticas y herramientas que mejoran la calidad de vida, desarrollando una consciencia más elevada en uno mismo y en su cuidado personal, reduciendo los niveles de estrés, generando paz y tranquilidad emocional.
  • Mayor resiliencia, es decir, aumenta la capacidad de recuperarse rápidamente de los desafíos, tragedias y dificultades de la vida. Es esencialmente una forma de flexibilidad emocional, emergiendo de estas experiencias.
  • Relaciones más sanas con los familiares, seres queridos y con aquellos que interactúan a nuestro alrededor.
  • Mayor enfoque y productividad, al desarrollar una mejor claridad que ayuda para establecer objetivos y metas de vida, así como aprender a priorizar tareas, actividades y todo lo que concierne al desarrollo personal.
  • Mejora la salud, pues controla y maneja los factores y desafíos que generan una gran cantidad de estrés de la vida.
  • Incrementa la inteligencia emocional, desarrollando la capacidad de detectar emociones propias y regularlas en el momento adecuado y con el método apropiado trabajando con el autocontrol, logrando desde relaciones personales más saludables hasta ser más exitosos.
  • Más éxito y sentimientos de satisfacción, que vienen del logro de metas, lo cual a su vez genera felicidad y cultiva actitudes como la aceptación, confianza, apertura, libertad emocional, flexibilidad, perspectiva y mentalidad positiva.

La Fundación Alma Amiga trabaja en su programa educativo para brindar herramientas de superación personal a los niños, niñas y adolescentes venezolanos en situación vulnerable, acompañados de los voluntarios, embajadores y colaboradores como Enrique Alberto Romero Domínguez, donde a través del autoconocimiento y el descubrimiento de sus talentos y dones naturales podrán conseguir su autonomía en la vida, y de esta manera tener una vida plena y feliz donde lograrán todas las metas propuestas.

(Con información de Fundación Alma Amiga)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 − cuatro =