13/06/2024

Delirium tremens y el síndrome de abstinencia alcohólica

0

La abstinencia alcohólica es la ausencia de consumo de bebidas alcohólicas. Para las personas que sufren problemas relacionados con el abuso del alcohol, la abstinencia alcohólica forma parte de su tratamiento. Esta estrategia tiene muchos beneficios, desde una mejor salud mental hasta una mayor productividad, así como un deseo de llevar un estilo de vida saludable.

El delirium tremens (DT) es una forma grave de abstinencia del alcohol y los sedantes, caracterizada por escalofríos, temblores, insomnio, alucinaciones, alucinaciones auditivas y una agitación psico motora severa. Es una manifestación típica del Síndrome de Abstinencia de Alcohol (SAA), pero es particularmente dura de experimentar y puede ser potencialmente mortal.

Si los síntomas no se tratan con rapidez, pueden llevar a consecuencias graves, como pérdidas de memoria a corto y largo plazo, discapacidad motora y ​​daños orgánicos. Esta situación a menudo incluye el desarrollo de síntomas psicológicos como ansiedad, irritabilidad y estado de ánimo depresivo. La persona también puede experimentar alucinaciones auditivas o visuales, temblores en los brazos y espasmos musculares.

Contenido

Cuándo aparece el DT en el Síndrome de abstinencia alcohólica

El Delirium tremens (DT) a menudo se produce en una etapa tardía de la desintoxicación del alcohol y se caracteriza por una variedad de síntomas, incluida una confusión mental aguda, alucinaciones, un ritmo cardíaco acelerado y fluctuaciones emocionales extremas.

Es fundamental comprender en qué punto de la abstinencia se desarrolla el delirium tremens para lograr un tratamiento eficaz. Por lo general, el inicio del DT ocurre entre los días 4 y 10 después del consumo último del alcohol. Los pacientes con una dependencia de alcohol o benzodiacepinas pueden desarrollarlo antes.

El DT puede ser el resultado de una abstinencia brusca del alcohol en una persona que no está acostumbrada a experimentar sus efectos. Una vez que se desarrolla, es importante buscar tratamiento inmediato para prevenir complicaciones graves. Debe comenzar con hidratación endovenosa y administración de benzodiacepinas para calmar los síntomas. Otros tratamientos incluyen antipsicóticos, antidepresivos y estrategias psicoeducacionales.

Síntomas de abstinencia de alcohol y delirium tremens

Las personas con abstinencia alcohólica presentan síntomas como ansiedad, irritabilidad, depresión, sudoración, palpitaciones, náuseas, mareos, dificultades para conciliar el sueño, falta de apetito y fatiga y agotamiento.

El delirium tremens se asocia con síntomas muy graves, que pueden ser muy intensos y alarmantes. A los que ya aparecen en el síndrome de abstinencia se unen:

  • Alucinaciones auditivas y visuales.
  • Fiebre alta.
  • Temblores musculares y debilidad motora.
  • Taquicardia.
  • Desorientación.
  • Problemas cognitivos y comportamentales.
  • Agitación.
  • Desorientación y confusión.
  • Estado de alerta psicomotora.
  • Paranoia.

La desorientación desaparece cuando el cuerpo se recupera del consumo reducido o suspendido de alcohol, pero los síntomas de alucinación pueden persistir varios días.

Aunque el tratamiento farmacológico puede ayudar a aliviar los efectos de la abstinencia de alcohol, es importante recordar que el único tratamiento duradero a largo plazo es la abstinencia definitiva del alcohol.

Etapas del delirium tremens

Esta afección se compone diferentes etapas en las que los síntomas se hacen cada vez más graves. Para una recuperación completa es necesario seguir el tratamiento recomendado por un profesional.

Debido a la severidad del DT, hay tres etapas con leves cambios en el curso de la enfermedad.

  • Aparición de síntomas. La persona sufre insomnio, cambios de humor, alucinaciones visuales y temblores. Además, también puede sentir ansiedad y sufrir de aumento en el pulso y en la presión arterial. Esta etapa es más fácil de superar, pero el individuo debe buscar tratamiento médico para evitar un desenlace fatal.
  • Comienzo del delirium tremens. Supone un grado extremo de los síntomas anteriores, así como la aparición de síntomas nuevos, como el estado de delirio. El individuo vive confundido y puede tener episodios de delirio, alucinaciones y problemas para controlar los movimientos voluntarios. Estos síntomas pueden ser muy peligrosos, por lo que el individuo debe ser ingresado y tratado en un hospital.
  • Recuperación. Durante esta etapa, los síntomas pueden disminuir y la persona puede comenzar a volver a un estado de salud normal. Sin embargo, se recomienda que el paciente siga con el tratamiento y la recuperación para evitar recaídas posteriores.

Causas de Delirium tremens

Las principales causas del delirium tremens son.

  • Consumo excesivo de alcohol. Perjudica el cerebro, provocando cambios en el sistema nervioso y afectando la capacidad del cerebro para regular el estado de ánimo y funciones cognitivas.
  • Retirada repentina del alcohol. Dejar de consumir alcohol bruscamente es otra de las principales causas. Esto se debe a que el cuerpo depende de los niveles de alcohol para mantener el equilibrio químico en el cerebro. Cuando una persona deja de abusar del alcohol abruptamente, el cuerpo experimenta un shock químico que puede causar esta forma de abstinencia de alcohol.
  • Hipoglucemia. Los niveles bajos de glucosa en suero son otra causa que se ha asociado con el consumo y la abstinencia del alcohol. La hipoglucemia se asocia con el delirium tremens debido a que afecta la transmisión de los neurotransmisores y puede causar una disfunción en el cerebro.
  • Trastorno metabólico. Los trastornos metabólicos, como la enfermedad de la vesícula biliar, la diabetes o los trastornos del hígado, también pueden contribuir al desarrollo del este tipo de abstinencia alcohólica. Pueden afectar la función cerebral y el equilibrio químico.

Diagnóstico del DT

El delirium tremens afecta por igual a hombres y mujeres. Está caracterizado por un patrón de signos clínicos similares a los del shock, con algunas variaciones, ya que además de la ansiedad, la sudoración, la sequedad en la boca y los temblores, los pacientes suelen tener episodios de delirios alucinatorios breves, sueños vívidos, agitación, desorientación y disminución de la aptitud para realizar tareas.

Aunque el delirium tremens puede ser diagnosticado clínicamente, los médicos necesitan excluir todos los demás factores que contribuyen a la confusión mental previamente. Para ello:

  • Se pregunta a la familia del paciente sobre factores como el uso de drogas ilegales y la presencia de enfermedades del sistema nervioso central, pulmonares, síndrome del hombre medio y algunas presencias muy leves de los síntomas de tétanos.
  • Se realiza un examen físico para excluir otras dolencias que puedan haber contribuido a los síntomas de la persona.
  • Pruebas de orina, examen neurológico y tomografía cerebral.

Una vez que se descarta otra patología, el diagnóstico de delirium tremens generalmente se confirma por la observación de los síntomas durante un período de al menos 24 horas. Si el paciente no mejora con la atención médica adecuada, los médicos recomendarán un tratamiento apropiado para restablecer el equilibrio físico y mental.

Tratamiento del delirium tremens y abstinencia alcohólica

La recuperación del síndrome de abstinencia y delirium tremens es un proceso de largo recorrido. El tratamiento tiene como objetivo ayudar al paciente a lidiar con los síntomas a corto plazo y encontrar una solución a largo plazo para sus problemas de alcohol. Esto significa que se necesita tiempo y dedicación para recuperarse plenamente.

Seguir un tratamiento de síndrome de abstinencia alcohólica y delirium tremens es muy eficaz, y se puede administrar tanto en un entorno ambulatorio como en una clínica de desintoxicación, según las necesidades del paciente. En primer lugar, los médicos deben evaluar al paciente antes de recomendar un tratamiento específico. Después indican los pasos a seguir, que pueden ser:

  • Desintoxicación para ayudar a controlar los síntomas del DT. Puede incluir el uso de medicamentos para controlar la ansiedad, calmar los temblores y tratar las alucinaciones. En algunos casos, se recomienda una terapia de reemplazo de opioides para ayudar a reducir los síntomas.
  • Terapia psicológica para ayudar a los pacientes a enfrentar sus problemas de alcoholismo. Pueden incluir terapia conductual, terapia cognitiva y apoyo de grupo. El objetivo de estas terapias es ayudar a los pacientes a desarrollar herramientas para prevenir el uso excesivo de alcohol y equilibrar su estado mental. La terapia debe ayudar a las personas a comprender las causas de su abuso de alcohol, así como a desarrollar habilidades para prevenir o controlar la ingesta excesiva de alcohol.

Si el Síndrome de Abstinencia alcohólica y el DT no se tratan adecuadamente, pueden causar discapacidades graves, así como daños físicos y psicológicos a largo plazo. Los programas de rehabilitación de largo plazo pueden ayudar a prevenir recaídas. Con el tratamiento adecuado, un alto porcentaje de pacientes puede recuperarse completamente.

Si tú, o una persona cercana, estáis experimentando síntomas de Delirium Tremens, es importante llamar a un médico o profesional de la salud mental para obtener ayuda. Si el paciente tiene un historial de alcoholismo, el tratamiento especialmente diseñado para el trastorno de abstinencia del alcohol puede ser la mejor elección. En SaludOnNet contamos con psiquiatras dispuestos a ayudarte en lo que necesites, sin esperas y a los mejores precios. Puedes comprar una consulta con un psiquiatra desde 34 euros. Cuidar la salud mental y el bienestar es fundamental para la prevención de recaídas y el cuidado de la salud a largo plazo.

Ver fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 + nueve =