17/06/2024

La música es un lenguaje, una forma de expresión compuesta por diferentes sonidos, timbres, ritmos, melodías y armonías. Transmite emociones y tiene el potencial de alterar el estado de ánimo, reducir el estrés, calmar los sentimientos y mejorar la salud emocional y física.

Contenido

Salud mental y música

Los sonidos melódicos mejoran la salud mental. Los estudios han demostrado que escuchar música alivia la ansiedad, el estrés y mejora las habilidades cognitivas. Esto es, se vuelven más productivos, concentrados y creativos.

Asimismo, le da al cuerpo la señal de liberar endorfinas, que son sustancias químicas que nos hacen sentir bien. Estas endorfinas son responsables de disminuir el dolor y mejorar el estado de ánimo.

Es importante elegir la música adecuada para cada necesidad. Así, se recomienda elegir:

  • Canciones con tempos lentos y suaves para calmar los sentimientos. Se pueden usar para apaciguar los pensamientos y mejorar el estado de ánimo. Además, puede combinarse con alguna técnica de respiración mientras se disfruta de sonidos relajantes.
  • Música con ritmos acelerados para la energía y la motivación. Es importante tener cuidado al elegir el volumen. Sonidos demasiado ruidosos pueden ser dañinos para los oídos, por lo que es importante mantener el volumen en un nivel adecuado. De hecho, no se debería de escuchar nada a volúmenes muy altos durante largos períodos de tiempo.

Cómo la música influye en nuestras emociones

Además de mejorar la salud mental y física, también puede influir en las emociones. Tiene un efecto profundamente arraigado, ya que es una forma de expresión artística. Puede evocar emociones positivas o negativas. Por ejemplo, a algunas personas les gusta escuchar música relajante para reducir el estrés y la ansiedad, mientras que otras prefieren melodías más motivadoras para aumentar la energía.

Además, puede hacer que las personas se sientan más conectadas con otros. Algunos estudios sugieren que escucharla de manera conjunta ayuda a compartir emociones y sentimientos. Esto significa que la música puede unir a la gente de diferentes culturas, religiones y creencias. Es algo que se ve en los festivales musicales, en los que la gente se une para celebrar a través de los sonidos.

Música y deporte

La música no solo puede cambiar el estado de ánimo, también ayuda a alcanzar una forma física óptima. De hecho, hay estudios que demuestran que escuchar música durante el ejercicio reduce la fatiga y mejora la resistencia. Esto significa que ayuda a disfrutar del entrenamiento y hace que podamos trabajar el cuerpo de una forma más intensa, durante más tiempo. De igual forma nos hace estar menos agotados y genera un ambiente más motivador. También ayuda a la recuperación tras un entrenamiento duro, ya que alivia los músculos y tendones.

¿Qué música elegir para cada ocasión?

Muchas personas se benefician enormemente del tipo y calidad de música que eligen. Algunos ven cómo este arte les ofrece calma, concentración, energía, alegría y motivación. Está comprobado que ciertos géneros proporcionan beneficios relacionados con la salud. A continuación, ofrecemos una lista de ejemplos.

Música clásica y relajante

El género de la música clásica puede ser una excelente opción para relajarse. Los sonidos instrumentales suaves resulta ser un gran ayuda para mejorar la habilidad de enfocar la atención. Además, puede reducir la ansiedad, el estrés y la depresión. También puede ser muy beneficiosa para descansar, ya que puede ayudar a relajarse antes de acostarse, mejorando la calidad del sueño.

Música Pop

Los estudios han demostrado que la música pop puede impulsar el estado de ánimo, aumentar el nivel de energía y mejorar la habilidad de concentración. Además, muchas personas encuentran que este estilo puede ayudarles a reducir el estrés y la ansiedad. Incluso, hay investigaciones que sugieren que puede aumentar la motivación y el nivel de productividad.

Música de Meditación

Es una excelente opción para relajarse y promover gratitud y calma. Puede ayudar a mejorar la habilidad para abordar situaciones desafiantes y tratar problemas, así como despejar la mente y desconectar las emociones negativas. También puede promover la felicidad y una sensación de profunda paz interior.

Jazz

La música de jazz no solo promueve la relajación, sino que también puede ayudar a reducir la presión arterial y mejorar la respiración. Los expertos creen que es una buena opción para mejorar la habilidad para enfocar y la memoria a corto plazo. También puede promover la creatividad y ayudar a descubrir pensamientos e ideas originales.

¿Qué otras músicas pueden ser buenas para la salud?

Hay algunos estudios que sugieren que el heavy metal puede tener beneficios para la salud, como el aumento de la tolerancia al estrés. Otros géneros útiles para la salud incluyen: Folk, Internacional, Reggae, Country, New Age y Ambiental.

Preguntas frecuentes

A continuación, respondemos a algunas de las preguntas más frecuentes sobre cómo influye la música en las personas.

¿Puede uno escuchar música demasiado mucho?

Aunque puede ser beneficioso para el bienestar general, escuchar demasiada música puede distraer la atención y dificultar que uno se concentre en otras tareas. Por lo tanto, es mejor escucharla con moderación.

¿Influye en la productividad?

Sí. Estudios han demostrado que la música puede aumentar la productividad y mejorar la habilidad para concentrarse.

¿Qué géneros promueven la creatividad?

Existen varios géneros que pueden ayudar a aumentar la creatividad. Los géneros más populares para este propósito incluyen Jazz, New Age, Ambiental, y Clásica.

Es evidente que la música puede tener un gran impacto en nuestra salud, nuestro bienestar y nuestro estado de ánimo. Escucharla puede ayudar a relajarse, mejorar la concentración, generar energía y motivación y hasta promover la productividad. Afortunadamente, hay una variedad de géneros musicales que ofrecen beneficios para la salud, desde clásica hasta Heavy Metal. Sin embargo, para obtener los máximos beneficios, es importante tener en cuenta que escuchar música con moderación es la mejor opción.

En conclusión, hablamos de un lenguaje poderoso que tiene el potencial de mejorar nuestra salud mental y física. Escuchar música puede ayudarnos a alcanzar un estado óptimo de salud reduciendo la fatiga, el estrés y la ansiedad. Además, puede influir en nuestras emociones y conectarnos con los demás. Siempre que tengas cuidado con el volumen, utilízala para mejorar tu salud mental y física.

Si estás estresado y necesitas desconectar te recomendamos que lo hagas con la música. Si necesitas más ayuda para afrontar tu día a día, en SaludOnNet contamos con especialistas que están dispuestos a ayudarte. Por ejemplo, puedes comprar una consulta de Psicología desde 25 euros. Pruébalo y olvídate de las largas listas de espera.

Ver fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 + 3 =