Detalle de Noticia

Complejo Industrial Tiuna: ¡Ejemplo de autosustentabilidad en Venezuela!

En el año 2010, luego de las vaguadas que afectaron a gran parte de la nación, fue cuando empezó a germinar la idea del Complejo Industrial Tiuna… Entonces, el Presidente Hugo Chávez tuvo una idea: ¡Volver a abrir los cuarteles y espacios del Fuerte Tiuna al pueblo y acogerlo en tiempos de extrema necesidad!

¿El concepto? Ubicar en viviendas construidas en esos espacios militares a miles de damnificados… Y no solo ubicarlos: ¡También ayudarlos a salir adelante a través del trabajo! Así, muchos de esos venezolanos que ahora pasaban a ser habitantes del Fuerte Tiuna se transformaron en seres productivos.

Esa iniciativa, por supuesto, fue capaz de nacer y crecer gracias a la combinación de miles de condiciones y, sobre todo, voluntades como la de Atahualpa Fernández, un empresario del ramo textil que tuvo la suerte y dicha de estar en el lugar indicado en el momento justo.

Yo estaba entregando cortes en la parroquia El Valle, al oeste de Caracas. En la zona, un grupo de efectivos militares restauraban una cancha deportiva, dirigidos por el hoy General de Brigada Ovidio Delgado Ramírez, quien era en ese entonces el Comandante del Batallón Ayala. Observé que estaba conversando con la comunidad y decidí acercarme”, relata Fernández. “Le expliqué sobre mi oficio. Así conocí a quien luego me convocaría para colaborar con la reorganización de más de 2.500 refugiados sumados para ese diciembre de 2010, muchos de ellos hoy dignificados”.

Unión Cívico-Militar

Luego de escuchar la situación en la que vivían las familias afectadas, Atahualpa Fernández se abocó a darle un oficio productivo a la nueva comunidad de Fuerte Tiuna y, bajo el liderazgo del Comandante Chávez, hizo propio el deseo de apoyar a los más desposeídos… Y así, por ejemplo, surgió la idea de crear la Gran Misión Saber y Trabajo, una dirigida a incorporar a los venezolanos en los procesos formativos y en el mercado de trabajo, principalmente en los proyectos estratégicos para Venezuela.

Uno de esos proyectos fue un pequeño galpón al que llamaron Proyecto Autosustentable Socialista Mixto 302 Ayala (El Galpón de Trini), en el cual empezaron a trabajar siete costureras que posteriormente dieron inicio a la historia del Complejo Industrial Tiuna… El resto, ya lo conocemos: A partir de un censo, a las siete costureras se sumaron 120 personas asesoradas por siete técnicos textiles del Perú y unidas por el deseo común de producir para el país.

Durante 2013, inició producción la primera etapa que abarca 21.800 m2, con cinco plantas de confección activas donde laboran 1.200 trabajadores, ahora dignificados por esta industria militar… Obvio, son muchos los nombres que abonaron el camino para cultivar este fruto que hoy empieza a recoger la FANB y el país, en su mayoría líderes militares de la gesta histórica del 4 de Febrero.

Es así como el General de Brigada Ovidio Delgado Ramírez; el General Eliézer José Meléndez Asmadt, hoy Comandante de la Brigada Guardia de Honor Presidencial; la ministra del Poder Popular del Despacho de la Presidencia y Seguimiento de la Gestión de Gobierno, Almiranta en Jefa Carmen Meléndez; el General de Brigada y presidente del Banfanb, Darío Baute Delgado; el viceministro para la Planificación y Desarrollo de la Defensa, M/G Alexander Hernández Quintana, e indudablemente el Ministro del Poder Popular para la Defensa, G/J Vladimir Padrino López, representaron un apoyo fundamental en la concreción de este proyecto que desde abril de 2016 es un hecho con carácter oficial. Todo el Complejo Industrial Tiuna está en el Plan de la Patria 2013-2019”, dice un orgulloso Fernández.

El presidente del Complejo Industrial Tiuna asegura que su misión y deber como empresario y líder de tan importante compañía es hacer lo posible por lograr el autoabastecimiento, algo por lo que trabaja incansablemente, amén de luchar por la continua evolución del lugar. En ese aspecto, el complejo promete seguir creciendo en 2017 con la inauguración de la planta de gorras más moderna de América Latina, una que generará 400 nuevos empleos directos para la fabricación de gorras deportivas, militares, safaris, boinas y viseras.

A final de año, igualmente, arrancará la planta de botas militares porque, según Fernández, “el propósito es que en una década el Complejo Industrial Tiuna sea la empresa más importante de la FANB”.

Atahualpa Fernández, un empresario comprometido

El presidente del Complejo Industrial Tiuna es hijo de Senen Fernández, uno de los fundadores del Partido Comunista en Bolivia (PCB). Su padre era español, sin embargo decidió llamarlo Atahualpa, nombre del decimotercer y último Inca, como una forma de reivindicar la lucha contra el genocidio cometido por el Imperio Hispano en Suramérica. El hoy empresario, involucrado en el mundo de los textiles desde niño, creó el Grupo Atahualpa justamente para honrar la brega y la memoria de su padre.

Me siento tan orgulloso de mi padre. Tengo una gran formación moral gracias a él, pese a haber fallecido con apenas 52 años logró cultivar en mí valores importantísimos”, manifestó el presidente de la firma, haciendo referencia al necesario sentido social que debe tener cualquier empresario para dirigir a sus trabajadores con justicia y equidad.

Llegó a Venezuela a los 13 años, el 13 de octubre de 1983. “A los 16 me convertí en mecánico de máquinas de coser, llegué a dominar el oficio siendo consecuente. Pasé necesidad pero he tenido la fortuna de encontrarme con gente buena en el camino que me tendió la mano”, dice agradecido. Luego estudió serigrafía hasta convertirse en un experto y crear su primera empresa: Productos Serigráficos Atahualpa, que luego se convertiría en Grupo Atahualpa.

Fundó la primera fábrica de Transfer y la única en Venezuela. “Ahí abarcamos todas las técnicas: costura, estampado y otras. Mi equipo y yo vendíamos al mayor en todas las zonas de Caracas”, precisa.

Motor Industria Militar

En medio del Estado de Emergencia Económica declarado en todo el territorio nacional el 14 de enero de 2016 por decreto presidencial N° 2.184, el Consejo Nacional de Economía Productiva le encomendó al sector defensa la responsabilidad de coordinar el Motor Industria Militar de la Agenda Económica Bolivariana, para el desarrollo económico productivo a partir de la capacidad instalada en las empresas militares.

Es así como nació formalmente en abril de 2016, en Gaceta Oficial y por medio del Decreto-Ley de creación del Complejo Industrial Tiuna I, C.A., firmado por el Presidente y Comandante en Jefe de la FANB, Nicolás Maduro Moros, e identificado con el N° 2.293 del 4 de abril de 2016, publicado en Gaceta Oficial N° 40.881 el 7 de abril de 2016, adscrito al Ministerio del Poder Popular para la Defensa.

Así lo explicó el vicepresidente del Complejo Industrial Tiuna, GB Rafael Coronado Patiño, en tanto detalló que esta empresa mixta se concreta “entre el Estado, representado por la Compañía Anónima Venezolana de Industrias Militares (CAVIM) con 51% de las acciones, y 49% por parte del sector privado representado por el Grupo Atahualpa. Una vez creado el Complejo se enmarca en el Plan Socialista de Desarrollo Sustentable del sector Defensa 2016-2026 para conducir sus acciones en concordancia con los planes estratégicos de la Nación”.

Entre los bienes de consumo, básicos y estratégicos que produce, incluye el área textil, de calzado, de papelería y de agua en sus diferentes tipos, con el objetivo de satisfacer las necesidades de la FANB y el mercado nacional, “acción que además da respuesta al mandato constitucional de que nuestra Fuerza Armada participe activamente en el desarrollo nacional”, argumentó el G/B Coronado Patiño.

Un asta de 30 metros de alto es el sostén de una bandera de 4 m de ancho y 7 de largo que da la bienvenida a esta obra de Hugo Chávez, que le pertenece al pueblo, que la ha macerado con sus demandas, con sus sueños, con su resistencia, con sus luchas y victorias. Es un Complejo Industrial que aporta al crecimiento del país, para que sus trabajadores lo encumbren hacia lo grande, hacia lo hermoso con su infinita inspiración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 − 9 =